CONTADOR DE VISITAS

NORTE DE ITALIA 09,

Imprimir artículo
escrito: Israel, Maquetación y fotografía: Carmen
GRANDES LUGARES DEL NORTE DE ITALIA Y SUR DE SUIZA: MILANO, TORINO, LUGANO Y BÉRGAMO, ENTRE EL PIAMONTE Y LA LOMBARDIA
DATOS PRÁCTICOS:
¿POR QUÉ ESTOS DESTINOS?
Italia siempre es un destino apetecible para volver, la elección de esta zona fue simple, una buena oferta de avión es suficiente, varios días de vacaciones y muchos destinos atractivos cercanos.



LAS CIUDADES :
Milano: Capital de la Lombardía. Es cierto, Milano no tiene la grandeza monumental de otras ciudades italianas como Roma o Florencia, sin embargo tiene posiblemente una de las catedrales más bonitas del mundo, o la última cena de Da Vinci que puedes combinar con interminables compras fashion, o disfrutar de una opera en la Scala, o tomarte una copa en los diferentes locales que recoge esta ciudad. Milano se descubre ante Europa como lo que auténticamente es una ciudad cosmopolita, abierta y de mentalidad heterogénea, puede que Roma sea la capital sobre el papel pero a todos los efectos Milano coge esa responsabilidad desde la máxima de las humildades.
Torino: Capital del Piamonte, sorprende a cualquiera que la visita, conocida sobre todo por sus equipos de futbol, sobre todo la Juventus, esta ciudad impacta al espectador que la visita, por su belleza, por sus bellos monumentos, por el maravillosos entramado de su casco urbano, Torino es una gran sorpresa para todo el que la quiera visitar, mientras uno se pregunta si la sábana santa es la verdadera puede disfrutar del mayor secreto de esta ciudad, su gastronomía, su repostería y sus magníficos vinos.
Lugano: Esta ciudad al Sur de Suiza supone un impacto para el visitante que llega desde Italia, ocupa el centro de una armoniosa bahía enmarcada por el Monte Bré y el Monte San Salvatore, ambos cubiertos de bosques. Para el viajero que llega desde Italia y que nunca ha estado en Suiza notará un gran cambio, la belleza natural de este lugar se mezcla con el estilismo y clase altísima, joyerías, Ferraris y Porches conviven con vendedores de pizza ambulantes. Por todo ello este lugar resulta sumamente interesante.
Bérgamo: Esta población a escasos 50km de Milano no sólo alberga uno de los aeropuertos de la ciudad sino que resulta un lugar magnífico para realizar una excursión de un día ya sea desde Milán o incluso haciendo noche, cuenta con una riqueza arquitectónica que sorprende al viajero, imprescindible visitar la ciudad Alta donde esta gran desconocida dejará sin aliento al curioso, sorprende principalmente porque nadie espera nada de esta pequeña ciudad, después de visitarla uno no puede evitar pensar cuántos rincones tendrá Italia a lo largo de todo este maravilloso país.

CUÁNDO IR:
Prácticamente todo el año es buena fecha, clima mediterráneo más o menos, para nosotros quizás evitar los meses más fríos de invierno ya que esta zona no deja de ser la puerta de los Alpes.

ALBUM FOTOGRÁFICO:
http://www.flickr.com/photos/viajaramundi/sets/72157618313215453/show/

WEBS Y BLOGS UTILES:
http://www.ferroviedellostato.it/
http://www.guiamundialdeviajes.com/airport/371/airport_guide/Europa/Aeropuerto-Internacional-de-Milan-Malpensa.html
http://turín.com/turin-informacion.html
http://www.hotelesmilan.info/
http://www.comune.torino.it/infogio/guida/spg/iti1/occhio.htm
http://www.milan.org.es/2007/06/distancias-desde-milan.html
http://www.swissworld.org/es/geografia/ciudades/lugano/
http://www.bergamo.es/
http://www.orioaeroporto.it/Editorial/newsCategoryViewProcess.jsp?editorialID=2163&currentMenu=2189
http://www.atb.bergamo.it/airportbus/spagnolo/tariffe_es.htm
http://www.bergamotour.it/es/riferimenti.htm

GUIAS:
Únicamente reseñar que en la web de Ryanair podéis encontrar guías gratuitas en pdf de Bérgamo, Milano y Torino.

AEROPUERTO COMPAÑÍAS AEREAS-TRANSPORTE:
A Milán puedes llegar al Aeropuerto Internacional de Malpensa a 45 Km. que es el más grande y donde vuelan la mayoría de los vuelos internacionales o al Aeropuerto Orio Al Serio en Bérgamo y donde llegan muchas low-cost como Ryanair.
¿Cómo llegar a la ciudad?
Desde Malpensa:
Existe un servicio de autobuses hasta la estación central de Milán. El precio del billete es de 8€, pasa cada media hora más o menos.
También existe el Malpensa Express, que conecta el aeropuerto con la estación Cardona, en pleno corazón de la ciudad. Tarda unos 40 minutos en hacer el recorrido, tiene salidas cada media hora y un precio de 15€.
Desde el Aeropuerto Orio Al Serio:
Si te quedas en Bérgamo tienes un bus urbano por 2€ más o menos, (ver el link de la web indicado en la sección web útiles). También te puedes bajar en la estación de tren y cogerlo hasta Milano u otros destinos.
Servicio de Autobús, en el mismo aeropuerto salen cada 30 minutos hasta Milán.

ALOJAMIENTO:
Nosotros hicimos base en Milano y de ahí excursiones diarias, esta forma es muy recomendable porque te evita estar cargando con maletas todo el día, cogimos un hotel normalito cerca de la estación central para tener muy a mano los trenes, en esta zona podéis encontrar múltiples hoteles pero nosotros estuvimos y os recomendamos calidad precio el hotel grada http://www.booking.com/hotel/it/garda.es.html?aid=311090;label=hotel-84852-it-gBkSy17zeICzoSdGn3ShzAS3893073900;ws=&gclid=CJb4uL-L9J8CFROX2Aod7VclIg .

TRANSPORTE:
En Milán existen tres líneas de metro. La línea roja abarca desde Fiera Milano hasta Bisceglie a Sesto 1° Maggio FS (oeste-centro-norte); la línea verde sigue la ruta Assago Milanofiori Forum a Gessate (sur oeste-centro-este), mientras que la línea amarilla va en dirección San Donato a Comasina (sur-centro-norte).
Otras opciones son autobús, el tranvía o el trolebús, con la ventaja de que al ser un sistema integrado puedes cambiar de medio de transporte con el mismo bono, que lo puedes conseguir en las oficinas de ATM en Cardona, Centrale FS, Loreto y Romolo.
De todos modos recomendamos o conseguir una bicicleta o pasear que es como mejor se conocen las ciudades.
Torino, aunque existe una buena red de autobús, esta ciudad desde la estación de tren se visita perfectamente a pié, lo mismo sucede con Bérgamo y Lugano. En este último sólo se recomienda coger desde la estación un tren cremallera que te lleva al casco urbano en dos minutos y te evita un desnivel muy grande, aunque ojo, no resulta barato.

COMIDA Y PRECIOS:
Comer en Italia siempre es una delicia pero es que además para los que os guste el vino, la zona del Piamonte ofrece una cantidad de variedades que es difícil resistirse, además de la pasta, no olvidéis tomaros un café y porque no, algo de repostería, quizás el mejor sitio gastronómicamente hablando de los de este blog sea Torino pero en Italia siempre comes bien.
Algunos precios orientativos (marzo 2009):
Existe una gran diferencia de precios entre las ciudades Italianas y Lugano, las primeras más baratas, la segunda muy cara, algunos precios:
Milano, Torino y Bérgamo:
Café con leche: 3€
Comida: incluyendo, 2 pizzas una ensalada y media frasca de vino, unos 20€ por persona.
Copa de vino Rosso: 7€
Lugano:
Café con leche: 5€
Entrada teleférico: 11€

SANIDAD Y SEGURIDAD:
En cuanto a la sanidad, es necesario sacarse en España la tarjeta sanitaria europea, te la sacas en el mismo momento y te cubre prácticamente igual que en España por lo que no se hace necesario un seguro medico.
Respecto a la seguridad, únicamente tener precaución por la noche en los alrededores de las estaciones de tren de Torino y Milano, el resto todo nos pareció muy seguro.


SOCIEDAD Y GENTE:
Poco que decir que no se haya dicho anteriormente, los italianos son muy parecidos a los españoles, muy expresivos, muy cariños, abiertos, elegantones, muy latinos en definitiva, también se parecen en lo malo, tienen mucho morro, muy informales, impuntuales... en fin, no seguiré no sea que alguien se nos ofenda...
En cuanto al tipo y nivel de vida se nota el cambio entre el norte y sur de Italia, quizás lo único un poco más barato fue Bérgamo, el resto bueno, pues los precios habituales de Italia en general y que en otros blogs de Viajaramundi podéis comprobar. Respecto a Lugano (Suiza) por supuesto que se nota un cambio, todo es mucho más caro pero lo bueno es que hay puestos que venden pizzas y comida rápida, nosotros comimos por unos 5€ un bocadillo y una bebida, otra cosa es si queréis pernoctar allí.




DIA 1-Madrid Milano.
Jueves por la mañana, el día amanece agradable en Madrid, una oferta ida/vuelta por 40€ de Lufthansa posibilita que viajemos a Milán donde pasaremos cuatro días. Lo primero que nos sorprende a dos viajeros de perfil bajo como nosotros es que en el avión nos dan de comer je,je ¡qué nivel!, en fin, anécdotas aparte llegamos al aeropuerto de Malpensa a la hora prevista, las 11 horas, enseguida damos con los autobuses que nos llevarán hasta la estación central cuyo hotel se encuentra en las cercanías. Una hora después llegamos a nuestro hotel, el hotel Garzá, bien situado y agradable según calidad precio. Como la habitación no estaba todavía decidimos comer en un restaurante cercano.... ummm...qué agradable es regresar a Italia, su gastronomía nos tiene absolutamente cautivados, cómo cuecen la pasta... disfrutamos como niños pequeños de nuestra primera comida en Milano.


Ya por la tarde comenzamos a visitar la ciudad. Cuando uno viene a Milano por primera vez, normalmente le han dicho que es una ciudad que prácticamente no tiene nada ver, carente de interés etc. y que el Duomo es lo que merece la pena. Nosotros según comenzamos a caminar la verdad es que la ciudad más nos gustaba, no se trata de la belleza de Roma pero sus calles respiran historia y personalidad, decidimos caminar (como casi siempre) para saborear la ciudad por completo. Dirigimos nuestros pasos en primer lugar hacia Cenacolo Vinciano lugar éste en el que se encuentra el famoso cuadro de Da Vinci, “La última cena” nos gustaría contar que lo vimos pero no fue así, hay que reservar con mucho tiempo de antelación ya que sólo permiten el acceso a pequeños grupos... no, nos supuso ningún trastorno, seguimos caminando hasta llegar a la joya de la corona, al corazón de esta ciudad, efectivamente hablamos del Il Duomo, la catedral es el símbolo de la ciudad. Fue comenzada ya en el año 1386 y se terminó finalmente 500 años más tarde. Es una obra maestra en arquitectura de estilo alto gótico, un estilo que dicho sea de paso no está representado en el resto de Italia. Y además lo mejor de todo es que es GRATIS, aunque si deseas subir a la parte alta de la catedral tendrás que pagar. Esta catedral sin duda es de las que más nos han gustado de todas las vistas hasta ahora.

Cenacolo Vinciano


El maravilloso lugar donde se encuentra es la Piazza del Duomo donde recomendamos permanecer un rato disfrutando de la plaza y el bullicio de gente que allí se monta.. Desde ahí mismo se puede acceder a la majestuosa Galería de Vittorio Emanuelle donde podréis saciar vuestros deseos más consumistas si disponéis de un buen presupuesto ¡claro!. Justo al salir de las galerías te das de bruces con el conocido Teatro Alla Scala donde estaba apunto de comenzar un obra, un montón de gente vestía de lo más elegantón y sofisticados mientras nosotros nos sentíamos fuera de lugar con nuestras vestimentas de viajeros cansados.

El Duomo y sus detalles
Interior del Duomo
Tras permanecer un rato por allí nos dispusimos a caminar para llegar a alguna de las zonas donde comenzaba ya la “happy hour”, que no es otra cosa que durante un par de horas (normalmente de 7 a 9h) en muchas zonas de Milano te sacan un buffet de aperitivos que puedes degustar a partir de pedirte una consumición, se supone que es una costumbre que se combina con la ingesta del famoso cocktail Negroni que aquí también se bebe (más detalles sobre este coctel en el blog de Florencia). El caso es que para los bolsillos reducidos es muy buena opción, puedes degustar un vino y una cerveza y ponerte hasta las trancas, no os cortéis y saldréis cenados por poco más de 6€ bebida incluida. Algunas zonas como Navligli o con más glamour Corso Como, lo cierto es que hay más zonas, además en todas ellas el ambiente es muy bueno, no extremadamente pijo como se pueda pensar, hay de todo y para todo. Por cierto, empezamos ha darnos cuenta que esta ciudad tiene muchas cosas interesantes que no sólo consisten en monumentos y que por cierto no tiene otras como Roma cuyo ambiente decae muchísimo a partir de las 9 horas, en Milán incluso una noche cenamos a las 23 horas que para quien conozca Italia sabe que no es nada fácil.
Galerias Emmanuel




Tras disfrutar de nuestra primera experiencia “happy hour” regresemos caminando sin prisa pero sin pausa a nuestro hotel, para seguir sorprendiéndonos con esta maravillosa ciudad que de momento nos ha encantado la verdad.



Hoy es nuestro segundo día del viaje, amanece el día con un azul despejado, hoy además madrugamos porque visitaremos Torino, está como a hora y media en tren desde Milán, depende también el tren, ya que en Euroestar el tiempo es menor. Cogimos el tren a las 8 de la mañana y en hora y media nos plantamos en la ciudad de Turín, no sabíamos muy bien que tipo de ciudad encontraríamos, habíamos oído y leído de todo. Según sales de la estación te das cuenta de la majestuosidad de esta ciudad, nos faltan palabras para describir esta maravilla arquitectónica, respira a pasado de ciudad importante, pero a la vez tiene luz, fuerza como un niño que comienza algo, la cuidad se ubica en la planicie delimitada por los ríos Estura de Lanzo, Sangone y Po. Desde esta ciudad comenzó la unificación de Italia tal como la conocemos hoy, desde que albergo los juegos olímpicos de invierno dió un salto de calidad importante.
Tras salir de la estación decidimos antes de comenzar la visita degustar un magnifico café (estamos en Italia) tres eurazos cada café, por cierto el camarero hablaba español porque casualmente estaba casado con una española. En fin, comenzamos la visita, es difícil decir que visitar o en que centrarse, de nuevo como muchas otras veces en Italia, lo mejor es caminar y perderse por las calles, Turín o Torino es una ciudad muy sencilla para moverse, lo mejor es un paseo por la Piazza Castello y Via Roma te llevará a los puntos turísticos más valiosos de la ciudad y te facilitará un rápido recorrido. Casi sin darnos cuenta atravesamos las majestuosas Residencias Sabaudas, un conjunto de extraordinario valor histórico-artístico del que esta ciudad se enorgullece y que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad.
Seguimos caminando hasta llegar a el Palacio Real que data del siglo XVII, donde se haya hoy la Armería Real, no entramos dentro porque disponemos de relativo poco tiempo pero es que sólo pasear por esta ciudad ya es alucinante, justo al lado se encuentra la Iglesia de San Lorenzo seguido al palacio real puedes disfrutar de la majestuosa fachada del Palacio Madama y de la Catedral de San Juan Bautista en la cual podrás acceder a uno de las joyas más célebres de la ciudad: la Capilla de la Sábana Santa con su elegante cúpula, allí se conserva la Sábana Santa con la que según cuenta la tradición fue cubierto el cuerpo de Cristo. Aunque ya se sabe lo que pasó después con la prueba del carbono, no obstante los turistas acudimos como hordas.
Cerca del Palacio Real es muy recomendable adentrarse en las calles más añejas de la ciudad, un tramado de calles estrechas con encanto, calles como Vía del Carmine entre muchas otras, es muy sencillo adentrarse en estas calles, hay que tener en cuenta que aunque Turín tiene red de metro y autobuses, lo que se refiere a zonas turísticas se ve perfectamente a pie sin llegar a ser agotador ni mucho menos. Metidos en este conjunto de calles históricas comimos maravillosamente en una de las tantas tratorias, cómo siempre muy bien.

Ya por la tarde acudimos a ver una replica de la Sábana Santa que hay en el Museo della Sindone, después caminamos por sus calles más comerciales viendo el ambiente que se palpaba por la zona.

Sobre las cuatro de la tarde decidimos tomar otro café maravilloso, para nosotros venir a Italia y comer y tomar café es parte muy importante del mismo viaje, hay que saber disfrutar en cada momento de cada cosa naturalmente. Tras el café fuimos hacia el este, dirigiendo nuestros pasos hacia el río Po, cerca de éste se encuentra la famosa Mole Antonelliana, que alberga el Museo Nazionale del Cinema (Museo Nacional de Cine). Muy interesante por cierto. La torre es un símbolo de la cuidad de Turín, es uno de los edificios mas altos de Europa (167.50 metres).posee un ascensor con paredes de cristal transparente donde se puede acceder hasta la cúpula y observar la ciudad, este edificio fue construido por Antonelli con el simple propósito de ser una sinagoga, con el correr de lo años el diseño fue modificado y la relación existente entre el arquitecto y la comunidad judía hicieron que se realizara un cambio en la construcción y la sinagoga se construyo en otro terreno mientras que la Mole se convirtió así en un símbolo para la ciudad.

Dejamos atrás el museo Egipcio de un alto interés dado que no tenemos tiempo para meternos a verlo pero la verdad es que se nos quedan las ganas en el cuerpo, nos dirigimos por la Vía Po para atravesar el rio que responde al mismo nombre, por cierto, la perspectiva de la ciudad desde este punto es realmente envidiable, la ciudad se abre para los ojos del visitante, majestuosa, llena de luz y belleza, caminar hasta el rio fue una autentica delicia, al otro lado del puente se encuentra la plaza de la gran madre de Dio desde donde se puede ver otra perspectiva de la cuidad muy interesante, depués caminamos en paralelo por el río y recorrimos el maravilloso Parque Valentino, espectacular...proseguimos recorriendo esta ciudad desde Corso Vittorio Emanuelle dirección hacia la estación y de allí con la noche tapándonos totalmente regreso a Milano Centrale donde cenamos en un triste pizzería junto a la estación cerca ya de las 23horas de la noche.

Estamos cansados pero mañana nos espera otro tute interesante, mañana nos vamos a otro país, mañana nos vamos a Suiza, mientras retozamos en la cama pensando en lo que veremos mañana no podemos dejar de recordar todo lo que nos ha fascinado la ciudad de Turín a la que si es posible recomendamos visitar un fin de semana entero dado que tiene muchos museos y actividades interesantes que nos hemos dejado por el camino, además, tiene una gastronomía particularmente interesante.
Tercer día de este viaje, de nuevo el sol nos recibe por la mañana, antes de venir teníamos claro hacer alguna excursión desde Milán de las tantas opciones que ofrece, ¿Bérgamo, Pavia, El lago Como? Eran todo opciones muy atractivas pero es que resulta que un poquito más al norte se encuentra Lugano, también conocida por su naturaleza y bosques pero con el aliciente de que era ya otro país, Suiza, en el que nunca habíamos estado, así que era un magnifica oportunidad para ver aunque sea de refilón este país.
El tren salió más caro que para Turín pero mereció la pena, la verdad es que si se viaja cuatro personas una opción muy interesante es alquilar un coche que seguro sale mucho más barato. Todo el recorrido del tren (a penas una hora) fuimos hablando con un Italiano que se dirigía a Zúrich y después a Alemania donde trabajaba, fue una conversación muy interesante, hablaba perfectamente castellano porque sus compañeros al igual que el eran inmigrantes (españoles) que hace muchos muchos años tuvieron que irse a buscarse la vida, nos comentó que Lugano era un lugar muy interesante y demás, ya desde el tren se atraviesa el Lago Como que sin duda invita a otra visita en otro momento.

Llegamos a la estación de Lugano, lo primero allí mismo cambiar moneda, je je que extraño, si hace una hora estábamos en Milán, después hay que coger un tren cremallera que te baja al casco urbano en un santiamén ya que existe un desnivel bastante impresionante como para hacerlo andando. Lugano ocupa el centro de una armoniosa bahía enmarcada por el Monte Bré y el Monte San Salvatore, ambos cubiertos de bosques. Como está orientada al Sur, la primavera y el otoño son las mejores estaciones para pasar las vacaciones en Lugano. Pocas ciudades suizas ofrecen al turista tantas actividades y distracciones para disfrutar del tiempo libre: playas, tenis, golf, equitación, barcos por mencionar algunas, además, Lugano es un buen punto de partida para visitar tres grandes lagos: el Mayor el de Lugano y el de Como.

Enseguida te das cuenta que estás en otro país, hasta las calles parecen de lujo, aceras perfectas, calzadas perfectas por las que no paran de pasar ferraris, Suizos que hablan Italiano y que venden pizza conviven con joyerías de cartier. Respecto a ¿ qué ver en Lugano? Pues digamos que el casco urbano poco tiene de interesante más que dar un breve paseo, el atractivo de este lugar gira entorno al Lago y a su naturaleza.
Tras un breve paso por la oficina de turismo decidimos visitar el Parque Municipal hasta el Paradiso, se extiende un bellísimo paseo con vistas infinitas y muy variadas.

Después del paseo nada mejor que sentarse en un banco y contemplar el vaivén incesante de los barcos que surcan el agua mientras atardece, todo ello mientras degustábamos un bocadillo que vendían en un puesto ambulante consistente en una salchicha y un trozo de pan buenísimo que lo hacían en una brasa y que se deshacía en la boca, eso y una coca cola fueron nuestra comida aderezado como decimos por el oleaje y la belleza de este singular lugar. Para los que les preocupen los precios os diremos qué SÍ, todo es carísimo, sin embargo hay como siempre opciones para comer baratas, propiamente lo que nosotros hicimos o puestos de pizzas o incluso las típicas hamburgueserías.

Después de comer el cielo se puso plomizo pero no llovía así que fuimos a visitar el Parque Cívico este precioso parque municipal situado a orillas del lago se encuentra cerca del Palacio de Congresos. Es un lugar especialmente agradable para pasear y descansar a la sobra de los árboles, sobretodo lo días de mucho calor. Cuando hace buen tiempo hay conciertos al aire libre. Varias estatuas y fuentes contribuyen a aumentar el encanto de este bonito jardín. La tarde continuó con un recorrido por todo el casco con la visita de alguna iglesia como Santa María degli Angioli, en esta antigua iglesia conventual, iniciada en 1499, se conservan tres frescos excepcionales de Benardo Luini (1480-1532), muy interesante y recomendable.......Tras un largo rato y una vez recorridas todas las calles lo que nos temíamos sucedió y es que comenzó a llover lo que nos supuso refugiarnos en unos soportales llenos de tiendas, lo más curioso de todo es que Carmen terminó comprándose unas botas en súper oferta, eso jamás lo pensamos, de compras por suiza, además, previamente habíamos comprado uno chocolates y nuestro habitual imán para la nevera.
Despedimos la tarde tomando un café en un bar cuyo dueño era tan desagradable como viejo. Lugano no podía ya ofrecernos nada más así que tomamos el tren de regreso a Milano, donde terminamos cenando justo al lado de nuestro hotel y de la estación central y es que por esa zona hay un buen número de restaurantes, la anécdota fue que unos alemanes de la mesa de al lado súper jovencitos dejaron de propina 8€, joé y tenían pinta de mochileros que diferencia de economías madre mía....

DIA 4 MILANO 
Hoy es el día de regreso que nadie quiere que llegue pero también es parte de todo viaje, lógicamente, de todos modos tenemos toda la mañana y tiempo para comer así que en lugar de lamentarnos trataremos de aprovechar el tiempo. Nos hemos levantado con lluvia, joé, menos mal que hoy es el último día y no el primero que si no... en fin, salimos del hotel tras el desayuno y decidimos coger el metro, repetiremos que la ubicación del hotel junto a la estación central ha sido vital para este viaje, tienes todo a mano, el centro o cualquier localidad o excursión cercana que puedas plantearte. En fin, tras un viaje muy corto llegamos a nuestro objetivo de hoy el Visitar el Castello Sforzesco y ver entre otras muchas cosas la "Pietà Rondanini" de Miguel Ángel, el precio nos pareció un poco elevado 8€ para el contenido en general del castillo pero es que está lloviendo y aquí se esta de perlas. Respecto al castillo en si pues hombre, la visita si que es recomendable pero tampoco nos pareció para volverse loco, aún así si pensamos que es una buena visita a tener en cuenta, tiene varias exposiciones además de la ya mentada Pieta Rondanini.

Los tranvías de Milán

Después del castillo auque chispeaba seguimos caminando, no sabemos porqué, pero esta ciudad nos encanta, cada calle, cada plaza, cada punto no sé qué tiene pero su arquitectura, las flores en sus ventanas, quizás que tanta gente nos habló mal de ella, han creado en nosotros el efecto contrario, el que nos encante. Caminamos, caminamos y caminamos en dirección a nuestro hotel cercano a la estación central, comimos en un restaurante cercano y fin de la historia, recogida de maletas y de nuevo a la estación para coger el autobús hacia Malpensa. Por último mencionar que la propia estación central de Milano es una maravilla y si alguien no tiene pensado pasar por aquí pues que lo anote en su agenda porque es realmente bonita.
Ya en el autobús regresamos con melancolía mientras las gotas golpean nuestros cristales, este ha sido un viaje muy intenso, muy cansado donde hemos podido combinar aspectos de lo más urbano con excursiones al campo, a todo el mundo recomendaremos siempre visitar esta zona de Italia cuestionada a veces por su interés o belleza en relación a otros lugares del País.

En el viaje al norte de Italia de las excursiones posibles que se podían hacer nos quedó una cuenta pendiente, visitar Bérgamo, el tiempo no nos dió para más pero sabíamos que Ryanair volaba allí, así que se convirtió en misión estar pendiente hasta que un vuelo saliera. Poco más de un mes de nuestro regreso se cumplió nuestro deseo y por poco más de 12€ ida/vuelta conseguimos unos billetes de avión, fuimos bien temprano a las 7 de la mañana y regresamos el mismo día a las 23 horas, fue un poco paliza pero dos días son demasiados para esta localidad y así nos ahorramos una noche de hotel.

Desde el aeropuerto tal como se comenta en los datos prácticos un autobús urbano por tan solo 1.70€ te lleva a la ciudad Alta de Bérgamo (que es lo más interesante) en tan solo 20 minutillos.
Lo primero que hicimos según bajamos del bus fue disfrutar de un añorado café y un brioche que llaman ellos (nuestros bollo suizos pero más bueno), después manos a la obra, por cierto, el tiempo alucinante de bueno, es sábado, el sol nos da en la cara y estamos en Bérgamo ¿qué más se puede pedir?.

Esta ciudad es maravillosa, huele a Edad Media rodeada de verdes montes, la visita la iniciamos quizás por el punto más alto donde se encuentra el parco de la Rimenbraze, rodeado por una fortaleza, se sube en funicular, lo bueno es que el ticket del autobús del aeropuerto te incluye la subida y bajada.... je je... desde arriba la vista es increíble, primer contacto con toda la ciudad y alrededores, realmente ha merecido la pena el viaje, esta visita la recomendamos encarecidamente sobre todo por la panorámica que te permite, allí arriba nos lo tomamos con calma, conversamos y disfrutamos del paisaje, no tenemos prisa ni records que batir así que.....

De nuevo abajo en seguida nos dimos cuenta que Bérgamo es de estas ciudades pequeñitas que la ves relativamente rápido, pero de incuestionable belleza, desde la vía Donizetti llegas enseguida a la PIAZZA DUOMO Justo detrás de la Piazza Vecchia, en Bérgamo Alta, en el centro histórico de la ciudad, y pasando por el interior de las vueltas del Palazzo del Podestá se llega a la pequeña y preciosa Piazza del Duomo, donde se pueden apreciar monumentos esplendorosos como la Catedral de Santa María Maggiore, la Capilla Colleoni y el Baptisterio.



La Basílica de Santa María la Mayor es uno de los monumentos más importantes de la ciudad. Construida en el siglo XII ha conservado parte de su estructura románica original en el exterior. Los interiores, restaurados posteriormente, son de mármoles de varios tonos y maderas preciosas.
Al lado de la Basílica está la Capilla Colleoni, obra ordenada por el capitán veneciano Amedeo Colleoni para ser destinada a morada póstuma, donde yacen para siempre los restos tanto de él como de su hija Medea.

Dejamos atrás todos estos lugares para visitarlos por la tarde con detalle, nos metimos sin rumbo callejeando por calles hasta llegar al Baluardo di San Giovanni, una especie de centro de estudios que muy imponente por fuera pero que se encuentra en muy mal estado en su interior, antes nos habíamos comido una pizza de un puesto callejero de esos tan ricos que hay en Italia y nos maravillamos con una iglesia muy pequeñita cuyo nombre desconocemos pero que se encontraba en la Via Ura dis Grata, en fin el hambre no acecha, justo al lado de la PIAZZA DUOMO hay un restaurante que nos ha cautivado así que regresamos recorriendo en parte la VIA DE LA MURA y atravesamos la vía rosato, toda la ciudad es maravillosa cada calle, cada rincón llama nuestra atención.

Comimos en un restaurante muy agradable y regamos la velada con un vino de la Lombardía apañadito de precio y que se dejaba beber je je...
Después de la comida fue momento para disfrutar de todos los lugares que se ubican entorno a la PIAZZA DUOMO anteriormente nombrados, no sabríamos decir cual nos gustó más, justo al lado la La Piazza Vecchia (Plaza vieja) de Bérgamo, es una preciosa plaza medieval situada en el centro de la parte antigua, en la ciudad alta. Es el corazón de Bérgamo y el símbolo de la ciudad, una de las más bellas plazas de Italia sobre la que asoman edificios y monumentos históricos como la Torre Cívica, que data del siglo XII-XV, el Palazzo de la Ragione, símbolo de la edad comunal a la que también llaman El Campanone, y que todas las noches a las diez da cien repiques de campana para recordar el toque de queda y la Domus Suardorum, del siglo XIV-XV, que hoy acoge la universidad, el edificio que aloja la biblioteca cívica y la fontana, regalo del Podestá véneto Alvise Contarini en el siglo XVII.
Ya comenzaba a caer la tarde, disfrutamos de un helado en un banco sentados junto al muro perimetral que delimita la ciudad Alta, las vistas preciosas, allí nos relajamos mientras esperábamos ya el bus de regreso al aeropuerto, pero amigos, esto es Italia y al Grupo Viajaramundi siempre le pasa algo cuando hay que volver al aeropuerto en este país, primero rompió a llover como si se tratara del diluvio universal y el autobús pasadas un hora y 20 minutos no llegaba, ya una mujer muy amable nos subió en otro bus que nos acerco un poco pero que no nos solucionaba la vida, finalmente y dos taquicardias después llegó el bus, 20 minutos después estábamos en el aeropuerto corriendo como locos todo para que al llegar nos encontráramos con que todos los vuelos están retrasados, pero es que encima el aeropuerto de Bérgamo lo han creado para Ryanair, una especie de terminal provisional que consiste en barracones provisionales tercermundista lo que se traduce en que estás en un aeropuerto tirado pero no te puedes ni dar una vuelta, ni tomar algo, ni conectarte a internet, ni siquiera sentarte, todos por los suelos.


Finalmente a eso de la 1 de la mañana conseguimos volar, nos vamos contentos por que Italia tiene estas cosas odiosas pero en cambio disfrutas de lugares únicos en el mundo, por no hablar de su gastronomía. Bérgamo nos ha fascinado y hay un montón de cosas que nos quedan pendientes por ver como la ciudad Baja donde hay un museo de arte contemporáneo muy interesante pero bueno, en la vida nunca se sabe si regresará a un sitio o no.

Comparte esta entrada

votar

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen blog, me encantó el formato y las fotografías son muy buenas.

un saludo y sigan así

Antonio Ruiz dijo...

Hola, me ha gustado mucho el blog. Tienes muy buen gusto por la fotografía.

Saludos.

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Antonio...desde grupo viajarmundi queremos agradecerte tus comentarios. tratamos de cuidar la fotografía en la medida que podemos.

gracias y un saludo

Javier R. Amado dijo...

Muy buenos recuerdos me ha traído ver las fotos de Bérgamo. En ese viaje fui a Venecia, Bérgamo y Milán. Bérgamo tiene un encanto particular. Milán no me atrajo demasiado.
Ahora tengo una cuenta pendiente: ¡¡¡Lugano!!!
Gracias por descubrirme ese lugar, no lo conocía ni conozco a nadie que hubiera estado antes.

http://viajaracascoporro.blogspot.com

Hasta los cojones. dijo...

Dios mío, que cantidad de información y pedazo curro os metéis en cada viaje. Como he leído en algún sitio, me apunto al consejo de hacerlo por fascículos en lugar de todo de golpe, se hace más ameno y seguro que despertareis más interés por eso del “continuara”, ja, ja, ja…
Excelente blog, hermosas fotografías, muy practica la información y un gran trabajo. Felicidades.
He llegado hasta tú blog desde el concurso de 20minutos, si te apetece, intercambiamos enlaces. He creado una pequeña comunidad que se llama “Gente de puta madre + IVA” en la que estaría encantado de incluirte, si te apetece no dudes en hacérmelo saber.

Un saludo y suerte en el concurso.

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Gracias por tu comentario Hasta los.... je je es gracioso referirse a alguien así. Hemos visitado tu blog de gente de PM+IVA, esta muy bien.

No hay problema en realizar el intercambio de enlaces, ya te incluimos, un saludo y sigue así de inconformista

Anónimo dijo...

me ha sido superutil tus comentarios

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Anónimo (fecha de 8 de enero) nos alegramos, la verdad es que este es que el blog de Norte de Italia es el que más visitas tiene.

un abrazo y gracias por todo