CONTADOR DE VISITAS

tres Semanas Santas andaluzas que no envidian a la de Sevilla

Un recorrido por tres Semanas Santas andaluzas que no envidian a la de SevillaVélez-Málaga, Antequera y Baena muestran sus singularidades, su pasión y su gastronomía

Enrique Sancho

La Semana Santa en Andalucía es una mezcla de incienso y azahar, del canto de una saeta solitaria o el silencio de una multitud, de las luces de los cirios, el colorido de las túnicas de los nazarenos y la música de las bandas de tambores y cornetas. Semana Santa en Andalucía es sentir la emoción de la tradicional “madrugá” de Sevilla; vivir la pasión con el “El Cautivo” de Málaga; ir tras el paso del Cristo de los Gitanos en las colinas del Sacromonte de Granada; ser testigo de la solemnidad del Viernes Santo con el “Santo Encierro” en Huelva; presenciar la salida de “El Abuelo” la madrugada del Viernes Santo desde la Catedral de Jaén; sentir la pasión y entrega de los cofrades y hermandades de Cádiz; recorrer las calles de Córdoba entre sus silencios, el canto de una saeta, el sonar de las campanillas del capataz... o ser testigos de excepción de los encuentros de las hermandades de Almería.

Todo eso es Andalucía. Todo eso es Semana Santa. Pero en esta tierra hay también otras Semanas Santas menos conocidas, pero no menos emocionantes, más recogidas, menos multitudinarias, más humildes, más íntimas... tal vez más auténticas.

Vélez-Málaga

Como la de Vélez-Málaga, con algunas peculiaridades que la hacen distinta. Aquí las procesiones son lentas, los tronos se mecen de forma pausada, paso corto, paso lateral veleño, exportado a otros lugares de la provincia e incluso a la capital por la elegancia y la sobriedad que imprime al trono esta forma de andar; preside la apertura de los desfiles procesionales una bandera, no siempre la cruz de guía y los pasos reanudan su andar con cuatro toques de campana que se dan para que el trono inicie de nuevo su andadura; primero se llama a los portadores, después, dos toques para que metan el hombro bajo los varales, otro para levantar y el último para iniciar el paso. Es entonces cuando los "horquilleros" inician el camino y los "penitentes" nazarenos, los mandas y promesas acompañan a sus santos titulares, mientras por el camino reparten peladillas a los niños.

Vélez-Málaga tiene una peculiar Semana Santa en la que se conjugan grandezas de capital con encantos propios de un pueblo. De esa conjunción que hace no saber si estamos ante una ciudad pequeña o un pueblo grande, nace la magnificencia de unos desfiles procesionales que sorprenden, calan y consiguen emocionar al espectador. Estrechas calles por las que transitan tronos de hasta ocho varales entre edificios de popular arquitectura. Refundada y reformulada en tiempos de posguerra por la práctica desaparición de su patrimonio en la contienda civil, la Semana Santa de Vélez-Málaga alcanza hoy su punto álgido, pues no hay otra forma de entender que se aglutinen en la ciudad diecinueve cofradías de Pasión que procesionan veintisiete tronos en sus desfiles oficiales. Obras de Duarte, de Domingo Sánchez Mesa, de Guzmán Bejarano y Pérez Hidalgo o de los hermanos Caballero.

Aunque cada día y cada cofradía ofrece alguna sorpresa en el adorno de las flores, en las velas, en la música, una singularidad propia de la tradición cofrade sucede el Sábado de Pasión con el Desfile de Tronillos: una procesión de miles de niños y niñas portando pequeños tronos realizados por ellos mismos en los que no faltan cortejos, enseres o desfiles, haciendo de las vísperas de la Semana Santa un día de ilusión para los más pequeños, y la emoción para mayores y visitantes.

Mención aparte merece el Museo de la Semana Santa de Vélez-Málaga, en la iglesia de Santa María de la Encarnación, un equipamiento cultural municipal que ha logrado un admirable equilibrio entre el tradicional mundo de la Semana Santa y la museografía actual, convirtiéndolo en un centro de referencia de la interpretación de Vélez-Málaga. Su principal objetivo es acercar al público de todas las edades los aspectos más espectaculares y llamativos de esta celebración cristiana, llena de matices, sensaciones y sentimientos.

Conocer la Semana Santa de Vélez-Málaga es recomendable y además el visitante agradecerá descubrir una ciudad que pone todo su interés en configurar una impresionante puesta en escena de su tradición mas singular. Naturalmente hay que encontrar tiempo de disfrutar el típico ajobacalao, un delicioso plato que se elabora fundamentalmente en Cuaresma y Semana Santa y que solo se realiza en esta ciudad. Pero también hay otros platos típicos de esta época como las tortas de bacalao con miel; los maimones, hechos con ajo frito y pan remojado; las migas; la sopa cachorreña...

Antequera

No muy lejos, y también en la provincia de Málaga, la Semana Santa de Antequera tiene una serie de elementos diferenciadores que hacen de ella un bello y armonioso conjunto donde se entremezclan arte, historia, tradición y fe. Quizá el gran mérito de esta ciudad haya sido el haber conservado mucho de lo antiguo sin caer –como ocurrió en otros municipios andaluces– en el mimetismo de lo sevillano renovado. Las hermandades y cofradías poseen un rico y monumental ajuar procesional. Desde sus imágenes, en su mayoría esculturas de gran valor artístico realizadas por talladores asentados en la ciudad entre los siglos XVI y XVIII, hasta los bordados de sus mantos y palios, pasando por elementos de platería y entalladura, que están considerados piezas capitales del patrimonio artístico de la Semana Santa en la provincia. 

Los desfiles procesionales de Antequera, que realizan sus nueve cofradías, cuentan con una serie de peculiaridades que los hacen únicos en el conjunto de la Semana Santa andaluza. Por una parte, los pasos son portados al hombro –a diferencia de los costaleros– por los "hermanacos", caracterizados por su indumentaria y por el uso de “horquillas” para sostener el trono cuando está parado. Al frente de ellos va el Hermano Mayor de Insignia que, situándose delante del paso, guía a los "hermanacos" durante el recorrido de la procesión.

También hay que mencionar otra figura central de la Semana Santa de Antequera como es el campanillero de lujo: niño o niña de no más de ocho años, perteneciente habitualmente a una familia de la cofradía, que luce una túnica de terciopelo bordada en hilo de oro con larga cola. Los campanilleros van junto al Hermano Mayor y su misión es tocar unas campanitas avisando de que el trono va a comenzar a andar o de que ya lo está haciendo.

Pero sin duda lo que hace única esta Semana Santa y es uno de los momentos inolvidables es lo que se conoce como “correr la vega”, que consiste en subir corriendo los tronos de algunas cofradías por las empinadas cuestas que, al final del recorrido procesional, llevan a los templos-sede. Tradición muy esperada tanto por sus vecinos como por los numerosos turistas que se acercan en esas fechas hasta la localidad y cuyo origen, al parecer, se debe a una antigua tradición que consistía en llevar a las imágenes hasta lo más alto de la ciudad para bendecir las tierras de La Vega de Antequera, que en su día fueron la primera fuente de riqueza de la población. La noche del Jueves y del Viernes Santo, al final del recorrido procesional, los "hermanacos" de las cofradías que procesionan esos días, a excepción de La Soledad, llevan los tronos con paso ligero hasta el al inicio de una pendiente o cuesta y, con el aviso de campana, inician una carrera muy emotiva portando a los tronos hasta donde se atisban los campos de la vega para bendecirlos. Y otro momento especial que se puede contemplar en las procesiones de la ciudad es el encuentro, cuando los tronos de la misma o de distinta cofradía se encaran como símbolo de unión y de felicitación por el recorrido procesional.

La espectacular arquitectura de Antequera crea el marco adecuado para estos desfiles procesionales. La ciudad, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, por su conjunto de dólmenes, fue seleccionada en 2016 por The New York Times como uno de los 52 destinos del mundo que había que visitar este año. Y entre procesión y procesión, entre visita y visita, hay tiempo para disfrutar de su rica gastronomía que viene determinada por la geografía, por los productos que se cosechan en la Vega y por la idiosincrasia de la gente. Uno de los platos más conocidos de la gastronomía antequerana es la porra, que se elabora fundamentalmente con pan, aceite, ajos, tomates y pimientos. Otros primeros platos típicos son el ajoblanco, el pimentón, el gazpachuelo, las migas y algunas ensaladas, como la de cardos. También son habituales los platos de caza, como el conejo a la cortijera y el chivo pastoril, y las recetas de pescado en escabeche, una forma de conservar los alimentos que se remonta a la época romana. En el apartado de los postres, sobresale el bienmesabe, un dulce realizado a base de almendra molida, bizcochos de soletilla y cabello de ángel, que se pueden adquirir en confiterías y conventos de clausura. Sin olvidarnos tampoco de los pestiños, torrijas y roscos, propios de la Semana Santa. Y no podemos cerrar este apartado sin hablar del mollete, que pronto gozará de Indicación Geográfica Protegida, y que es un tipo de pan árabe, de miga blanca y poco cocido, que se elabora de forma artesanal. El mollete se presta a múltiples acompañamientos: mantequilla, aceite, chicharrones, zurrapas de lomo, paté, embutido, etc., y sienta bien consumirlo a cualquier hora del día. 

Baena

Cambiando de provincia, en la de Córdoba, la Semana Santa de Baena, declarada de Interés Turística Nacional y que aspira a conseguir el de Internacional, es un placer para los sentidos donde tiene un papel protagonista la figura del cofrade Judío, probablemente única entre los cientos de Semanas Santas diferentes que hay en España y del que llama especial atención su indumentaria, con chaqueta roja bordada, pantalón negro, camisa blanca, pañuelo anudado al cuello, una máscara colorista y casco de metal con impresionantes labrados, sobre el que luce un colorido plumero. La particularidad de sus cofradías y la riqueza de sus tradiciones convierten esta Semana Santa en un acontecimiento de indudable atractivo para el visitante y hacen a la localidad cordobesa poseedora de una de las celebraciones más peculiares. 

Pero hablar de la Semana Mayor de Baena es además embriagarse con los colores y los sonidos, aprender un vocabulario cofrade propio, disfrutar de la artesanía y descubrir sus costumbres de primera mano. Y nada mejor para conseguirlo que la ayuda de los mismos vecinos de la localidad, personas que viven con intensidad su Semana Santa y están orgullosos de compartirla. Su carácter alegre, sociable y generoso es otro de los regalos que no se pueden desperdiciar. Uno de los rasgos distintivos de la Semana Santa de Baena es la estructura de sus cofradías. Cada una está formada por varias hermandades y cuadrillas. Así mismo, las hermandades pueden estar divididas en varias cuadrillas.

Además de las originales vestiduras y, sobre todo, de las artesanas máscaras que llevan casi todos los participantes, llaman la atenbción y los distingue, los estrambóticos cascos. De la parte trasera cuelgan crines de caballo, blancas o negras, que dan lugar a la distinción de este peculiar personaje en Judío Coliblanco o Judío Colinegro. Tal es su relevancia, que ha marcado a las distintas cofradías con un sello, dando lugar a la existencia de Cofradías Blancas o de Cola Blanca y Cofradías Negras o de Cola Negra.

Las turbas, que son el conjunto de cuadrillas de judíos, también están divididas en función del color de sus colas, existiendo ocho cuadrillas de colinegros e igual número en la cola blanca. Pero no hay que olvidar el elemento más importante y característico del Judío: “el artesanal tambor”, compuesto por fondo de metal, aros de madera, cordel de cáñamo, parches o pellejos de piel de cabra, chillones o bordones de tripa y baquetas de madera. Para colgarse el tambor se utiliza el tahalí, una pieza de cuero tipo cinturón o arnés rematado con un gancho.

Aunque de carácter religioso, esta Semana Santa, también ofrece un cierto tono festivo, motivado por el modo de celebrar estos pasajes bíblicos, a través de personajes singulares en esta ciudad. Son numerosos los actos, protocolos y desfiles de la Semana de Pasión. El tambor es el lazo de unión del populismo de la Semana Grande baenense y simboliza el clamor de la devoción a la Pasión de Cristo. Otra de las joyas de esta festividad es la presencia de ricas imágenes religiosas durante los pasos, como la del Cristo gótico del Perdón y el Cristo de la Expiración, declarada Bien de Interés Cultural.

Baena, casi en mitad del camino entre Granada y Córdoba, deslizándose en las laderas de un cerro, formando un conjunto urbano de calles sinuosas y estrechas, salpicado de viviendas tradicionales y casas señoriales, posee un rico patrimonio histórico y religioso. Aquí “hay castillos y leones, tumbas iberas y exvotos, templos romanos, iglesias cristianas, caminos sin fin y cuevas misteriosas, y olivos, y poesía. Y las voces de personas que un día fueron y otras que ahora son.” Mucho de todo ello se encuentra en el Museo Histórico y Arqueológico Municipal. Entre sus joyas destacan los leones iberos, los exvotos de Torreparedones, el cercano yacimiento arqueológico que cuenta paulatinamente su historia desde el siglo II a.C. las esculturas romanas, la colección numismática ibera y romana, formada por más de 2.000 monedas, y la sala de autores y artistas locales. 

Hay mucho más que ver y disfrutar en Baena, desde la bellísima trama medieval del Barrio de la Almedina a su castillo ahora sometido a un ambicioso proceso de restauración y sus diferentes iglesias, especialmente la de Santa María la Mayor (siglo XVI), declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional; desde los lagos de la Cueva del Yeso al Embalse de Vadomojón que da cuenta de modernos regadíos y facilita la actividad recreativa y deportiva. Y por supuesto, algunas de sus almazaras donde se elaboran varios de los mejores aceites del mundo y el atractivo Museo del Olivar y el Aceite de Baena. 

Como platos típicos de la gastronomía baenense destacan, entre otros muchos, el salmorejo, que puede degustarse solo o acompañando a otros platos como la tortilla de patatas, berenjenas fritas, melón, jamón o huevo duro picado; el gazpacho, que también se puede elaborar con habas y almendras, ajo blanco y acompañarlo con manzana pepino o pasas; el delicioso revoltillo baenense (a partir de verduras variadas, como espárragos, habas, ajetes... huevo y jamón); la sopa de pescada (ajo, cebolla, tomate, cáscara de naranja amarga, laurel, tomillo, hierbabuena, vinagre, limón, aceite, sal y agua); el empedraíllo (plato que se hace con arroz, garbanzos, tomate, pimiento, cebolla, habichuelas, laurel, ajos, aceite, azafrán, sal y agua).
Leer más...

La Fiesta de Muertos en Campeche (México) se celebra dando brillo a sus huesos Los restos son sacados de las tumbas, lavados, adornados y los familiares charlan con ellos




Enrique Sancho

Es bien sabido que en México se celebra con devoción, cariño y de modo muy especial el Día de Muertos (2 de noviembre), que se trata de una festividad alegre, familiar y gastronómica. La celebración varía de región a región, de pueblo a pueblo, pero todos tienen un principio común: la familia se reúne para dar la bienvenida a las ánimas, colocar los altares y las ofrendas, visitar el cementerio y arreglar las tumbas, asistir a los oficios religiosos, despedir a los visitantes y sentarse a la mesa para compartir los alimentos.

Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México, se remontan hasta la epoca de los indígenas de Mesoamérica, como aztecas, mayas, purepechas, nahuas y totonacas. Los rituales que celebran las vidas de los ancestros se realizaron por estas civilizaciones por lo menos durante los últimos 3.000 años. En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.

Hay muchas variantes sobre esta celebración, que también ha llegado a Estados Unidos y toda Latinoamérica, e incluso a Madrid (véase la nueva iniciativa de Manuela Carmena en el Palacio de Cristal del Ayuntamiento), sin embargo existen algunas prácticas tradicionales que son únicas en el mundo y descendientes directas de las tradiciones del maya antiguo. La más particular se presenta en la región norte del estado de Campeche, en el área conocida como Camino Real, donde se encuentra Pomuch. Se trata de la llamada "Limpieza de Huesos". Algunos años después de fallecida la persona, cuando la mayoría de la carne se ha descompuesto y desaparecido, los familiares reciben el permiso para exhumar los cuerpos de su ser querido. Todos los huesos y, en caso de existir aún, el cuero cabelludo son tomados, lavados cuidadosamente mientras su familiar charla con ellos. Las tradiciones son siempre dignas de admirar. En el caso de la festividad de Hanal Pixán es una mezcla de cultura, gastronomía, arte y folclore. No es la única tradición en Campeche y por conocer algunas de ellas, vale la pena llegara hasta allí. Pero hay otras varias razones para visitar este lugar: Naturaleza, restos mayas, ciudades coloniales, playas solitarias, fortalezas impresionantes, buena gastronomía y cordialidad en sus gentes son algunos de sus argumentos, no en vano la palabra campechano procede de sus habitantes.


Apreciar su ciudad amurallada. La capital del estado, San Francisco de Campeche, fundada en 1540, fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en diciembre de 1999 gracias a sus construcciones representativas de la arquitectura militar de los siglos XVII y XVIII, sus viviendas tradicionales con influencia andaluza y caribeña, y su modelo de urbanización de ciudad colonial barroca. La única ciudad amurallada de México, posee más de 500 metros de muralla, dos puertas, dos fuertes y ocho baluartes, que son construcciones defensivas en forma pentagonal que se construyeron para poner a salvo de los ataques de los piratas el precioso patrimonio histórico. De 1686 a 1704 se edificaron baluartes, troneras, puertas de acceso y murallas para proteger a sus habitantes, hoy en día estos antiguos vigías esperan al visitante con sus puertas abiertas para disfrutar de museos y galerías que hablan de esta parte desconocida de la historia de México.

Sentir la seguridad en todo momento. La ciudad de Campeche ha sido reconocida como la más segura de México, según varios estudios como la Revista International Living, la Coparmex, el ICESI, y la Secretaría Nacional de Seguridad Pública. El pasado mes de septiembre, la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana registró que Campeche es la mejor ciudad del país para vivir y ha sido la única que ha mejorado su calificación entre la población encuestada. Todo ello permite al visitante disfrutar de sus monumentos, pasear con tranquilidad por el centro de la ciudad, observar la colorida decoración de sus casonas y calles llenas de leyendas e historias y vivir con libertad su animada vida nocturna.

Pasear por su Centro Histórico. Caminando por las calles de la capital se descubren magníficos espacios como el Museo de las Estelas Doctor Román Piña Chan o el Museo de Arquitectura Maya (dentro del Baluarte de la Soledad), el Parque de Patrimonio de la Humanidad con su fuente interactiva, la Plaza de la Independencia, y en torno a ella, los edificios erigidos por los conquistadores, como el Astillero, la Aduana, la Audiencia y la Catedral. Entre las fortalezas más destacadas están el Fuerte de San Miguel, un edificio cuadrangular con dos puentes, dos pequeños baluartes, alojamiento de tropa, cocina y almacenes, hoy es un museo; el Baluarte de San Francisco, el segundo más grande del antiguo puerto. Hoy en día exhibe una exposición permanente de museografía pirata, donde se pueden ver réplicas de cofres y arcos a escala; el Baluarte de Santiago que fue el último de los colosos erigidos para defender la ciudad de Campeche, por lo que cerró la muralla que protegía la ciudad. Actualmente es sede del Jardín Botánico Didáctico Xmuch´Haltún que reúne cerca de doscientas especies vegetales.

Sumergirse en su historia. La actual capital de Campeche fue el puerto más importante de la península de Yucatán durante la época colonial. Aquí se realizaba una parte importante de la actividad comercial del Virreinato de la Nueva España, y por ello fue un punto estratégico que Francia e Inglaterra principalmente usaron para menguar las riquezas del envidiado imperio. Así fue como surgieron los piratas y corsarios, que se dedicaban a asaltar y saquear las naves españolas. Las aguas del Golfo de México ocultan los restos de embarcaciones que naufragaron en diversas épocas, y que son hoy un baluarte de la historia del país, y también una experiencia única para el viajero. Entre cardúmenes y corales, se advierten los mástiles, las quillas, las hileras de cañones que alguna vez fueron esplendorosos barcos y que hoy forman parte de un paisaje submarino inigualable. Hay 23 sitios arqueológicos sumergidos o pecios. Uno de los más interesantes es el de la Flota de la Nueva España, que zarpó de Cádiz en 1630 y se hundió en 1631, cuando una fuerte tormenta les impidió llegar a su destino. 

Vivir en una hacienda henequenera. A finales del siglo XVIII, Campeche era el distrito más rico en la península de Yucatán debido a su estatus comercial, naviero y agrícola. Gracias a la popularidad del henequén creció el número de haciendas que se dedicaban a su cultivo. Hoy la mayoría ha desaparecido, pero algunas de estas haciendas han sido convertidas en hoteles de lujo y otras están abiertas al público. Entre las más destacadas se encuentra la Hacienda Uayamón, un asentamiento ganadero del siglo XVI que llegó a su apogeo a fines del siglo XVII, cuando su actividad se orientó hacia la caña de azúcar y el henequén. Hoy en día, la casa principal se ha convertido en un gran hotel. Se encuentra tan solo 27 kilómetros al noreste de la ciudad de Campeche. Por su parte, la hacienda de San Luis Carpizo, ubicada a ocho kilómetros de la ciudad de Campeche, está bellamente restaurada. En la actualidad es la sede de la Infantería de Marina del Estado. Ubicada a 63 kilómetros de Campeche, la Hacienda Blanca Flor fue el escenario de algunas violentas rebeliones durante la Revolución Mexicana (1910-1917), y actualmente funciona como un hotel bajo el mismo nombre.

Admirar la pirámide más grande de la península. En Campeche se encuentran algunas de las ruinas menos exploradas y fascinantes del país: Calakmul. Posiblemente la ciudad más grande en el esplendor de la cultura maya, Calakmul rivalizaba con Tikal, en Guatemala, por tener la hegemonía de la región. Llegar a las ruinas es una aventura en sí misma: rodeadas por la selva yucateca, que cubre casi el 15% del estado de Campeche, los restos están habitados por tucanes, loros, monos aulladores y, en ocasiones, algunos jaguares. Calakmul fue, en su día, el hogar de 50.000 personas, y está construida en torno a la pirámide más grande de la península de Yucatán. Con solo una pequeña fracción de sus 100 kilómetros cuadrados accesible, las ruinas están en perpetuo estado de restauración. Los trabajos de limpieza revelan sorpresas como los murales de Chiik Naab, descubiertos en 2004, que muestran escenas nunca vistas antes de la vida diaria maya. Hay 16 zonas arqueológicas mayas en Campeche, con cuatro estilos de arquitectura que son de gran relevancia histórica




Disfrutar su naturaleza exuberante. Campeche es un estado verde, con más del 40% del territorio bajo protección ambiental. Hay que destacar la Reserva de la Biósfera Los Petenes, que forma un corredor de humedales costeros, con manglares rojos, blancos y negros que forman un ecosistema de gran valor por su diversidad de flora y fauna. Aquí crecen árboles como el chechén, la caoba, la higuera, la palma chit y al menos 400 especies vegetales más, muchas de ellas endémicas. De su variada fauna destacan el flamenco rosado, el pelícano, el cocodrilo de río, el caimán, la garza, el ibis blanco, el pato de alas blancas, el loro yucateco, el cigüeñón, los gavilanes, el mono aullador, el oso hormiguero, el tlacuache cuatro ojos y el manatí. Para los aficionados a la pesca, éste es uno de los mejores lugares para practicarla por la riqueza, volumen y variedad de piezas que se pueden encontrar. Además de los tesoros naturales, esta área conserva también verdaderas joyas arqueológicas mayas como Jaina, Kankí, Xcalumkín, Santa Rosa Xtampak y Dzibilnocac.

Tumbarse en las blancas arenas. Una serie de bellas, cálidas y apacibles playas se encuentran tanto en Ciudad del Carmen, en la isla del mismo nombre, como a lo largo de la costa del Golfo de México. Media docena de ellas son famosas y accesibles junto al área urbana de Ciudad del Carmen como Playa Caracol y Playa Manigua. Son playas de oleaje muy suave, de modo que resultan ideales para ir con niños. Entre ambas hay un área natural con densos manglares y abundantes pájaros. Del otro lado de la ciudad, frente al Golfo de México está Playa Norte, más ancha, tiene un poco más de oleaje y es más concurrida. Las playas de arena fina y aguas de encantadores tonos azul y verde continúan por los casi 40 km. de la costa norte de la isla. Un tramo famoso está a 16.5 km. al noreste de Ciudad del Carmen. Se trata de Playa Bahamitas: larga, ancha, de fina arena (aunque con conchas, almejas y estrellas de mar) y bañada por aguas cristalinas. Con todas estas playas es increíble que normalmente se asocie el nombre de Ciudad del Carmen con la industria petrolera, la pesca del camarón o los piratas ingleses y no con el paraíso.

Degustar los sabores de otros tiempos. Abundante en recursos de la tierra y el mar, Campeche se distingue por una gastronomía que conserva secretos prehispánicos, como hierbas y frutos, y los enlaza sabiamente con productos traídos desde el Viejo Mundo, como la carne de cerdo y sus derivados. De la mesa campechana destacan los panuchos, las empanadas, tamales y tacos de cazón. También se prepara un delicioso pámpano en escabeche y el chile x’catic, relleno de cazón y capeado. Rey de la gastronomía campechana es el camarón, que se prepara con coco, al natural, en paté, en coctel y en algunos platillos calientes. El papaché, de exótico sabor, se cría en los manglares. Una de las recetas más tradicionales de Campeche es el frijol con puerco, aunque se preparan otros guisos con este animal: desde las ricas trancas de lechón (tortas de carne maciza), hasta la tradicional cochinita pibil y el jamón claveteado. El pavo se cocina en escabeche, se sirve en salbutes, tortas, tacos, empanadas y consomé. También se consume la carne de venado, armadillo y caimán.

Cómo ir. 
El potente buscador de vuelos Jetcost (www.jetcost.es) encuentra que las mejores combinaciones para llegar a Campeche las ofrece Aeroméxico (www.aeromexico.com) vía Ciudad de México a partir de 986 euros. Por un poco más también Iberia (www.iberia.com) ofrece vuelos diarios. Por la mitad de precio diversas compañías ofrecen volar a Cancún que se encuentra a cinco horas en coche de Campeche. 
Leer más...

LO MEJOR DE TOKIO

LO MEJOR DE TOKIO

POR QUÉ TOKIO?

En septiembre se cumplen 7 años desde nuestra visita a Japón que resultó ser el país que más nos ha impresionado de todos los que hemos visitado. Dentro de todo el recorrido la ciudad que más impacto nos generó –somos muy urbanítas- fue Tokio. Tras un vuelo magnifico pero largo nos plantamos en una gigantesca ciudad futurista pero llena de rincones con rebosan la tradición de esta cultura milenaria.

CUÁNDO IR:
Sin duda a tener en cuenta, la mejor época es primavera cuando los almendros entran  en flor. No obstante cualquier época  es buena, pero debéis tener en cuenta que en verano hace mucho calor y puedes pillar lluvias torrenciales y en invierno hace bastante frio.
ALOJAMIENTO
En Japón tienes mil opciones de alojamiento para todos los bolsillos. Pero una opción en una gran urbe que mucha gente desconoce es alojarse en apartamentos, es seguro, tienes espacio y ahorras coste, por ejemplo puedes cocinar y así ahorrarte comer, cenar y desayunar siempre fuera. Nosotros los buscábamos a través de hundred rooms sin duda la mejor opción para todo tipo de públicos.
TRANSPORTE
El trasporte en Tokio es muy caro, los taxis intocables, el metro y bus la mejor opción, funcionan de maravilla, eso sí, preparar el bolsillo., una alternativa si lleváis el japan raill es validarlo a vuestra llegada ya que os permite el acceso a toda la red de metros de Tokio y resulta super práctico.
COMIDA Y PRECIOS
Hablar de la comida Japonesa es un placer, es deliciosa, tienes muchos platos diferentes dependiendo de qué zona del país visites aunque para nosotros la estrella es el sushi el cual adoramos, es buenísimo e infinitamente más barato que si lo tomas en España, tampoco perderse las mil formas de soba y los dulces y bollos que también están buenísimos. En Tokio tenéis de todos  modos  todas las opciones del mundo. Para que os hagáis una idea, puedes comer a base de sushi por unos 10€ por persona. También tienes comida rápida por menos dinero. Y lógicamente restaurantes de todo tipo a otros precios más elevados.
SANIDAD Y SEGURIDAD
Este apartado poco contenido va ha tener, resumido en dos puntos:
1º - Es el país más seguro del mundo, podéis viajar muy tranquilos.
2º - El tema de Sanidad (no lo probamos, menos mal) es muy bueno y muy caro así que ya sabéis, un buen seguro de viajes.
QUE VER, NUESTRAS RECOMENDACIONES…
Hay que pensar que estamos hablando de una ciudad enorme así que tendréis que organizaros según los días que estéis ahí. Nosotros estuvimos 8 días y aún asi no vimos todo. No obstante pensamos que no podéis perderos:
Parque de Ueno o parque Onshi metro Kensei Ueno, en el que se encuentran varios museos, lagunas, tiendas e incluso un zoológico, además de un ámbito natural ideal para pasear... nosotros nos dedicamos a maravillarnos en el mismo parque mientras que nos sorprendía algún templo, una cosa que puede llamar la atención de este parque es que concentra a un gran número de sin techo, gente que antaño eran ejecutivos y que en la crisis de hace unos 10 años lo perdieron todo, no obstante son muy educados y ni siquiera piden limosna... por lo demás el parque es muy muy agradable, justo lo que necesitábamos para comenzar la ruta, un lugar tranquilo

BARRIOS-Marunouchi-Ginza-Shibuya donde podéis encontrar entre otras cosas interesantes el Palacio Imperial,  la Estación de Tokyo que es una maravilla ver desde fuera, es de estilo renacentista,  Edificio Marounouchi y Shin-Marunouchi , la Marunouchi-naka-Dori una zona de tiendas y bares con mucho caché

EL MERCADO DE TSUKI, quizás uno de los mercados más famosos del planeta, procurad acudir al amanecer, merece la pena el esfuerzo
Barrio de Shinjuku, decir que la estación en si ya es una pasada, el ambiente es formidable, de nuevo luces de neón, restaurantes, tiendas y cientos de personas por todos los sitios, nosotros cogimos rumbo al edificio del Gobierno Metropolitano de Tokyo
Lo mejor es dividir la ciudad en sectores y cada día recorrer uno. Si finalmente vais bastantes días resulta imprescindible hacer excursiones de un día a Yokohama, Kamakura y su gran buda y como no HAKONE-MONTE FUJJI del que seguro habréis oído hablar.
  

CONCLUSIÓN.-  Tokio es una de las mejores opciones del mundo para conocer una gran urbe, disfrutar, sorprenderse, probar su gastronomía, realizar compras, absorber cultura milenaria a raudales, entender el futuro que espera a occidente. Todo ello por mucho menos dinero de lo que se piensa y con la comodidad de estar en un país super seguro.
Leer más...

BREMEN Y HAMBURGO


¿CUÁNDO IR?
Por la situación geográfica en la que se encuentran Bremen y Hamburgo lo más lógico es ir en primavera o verano. Por la información que encontramos al pertenecer a las tierras bajas, es decir, no se encuentran en montaña, tiene temperaturas medias en invierno de 1º o 2º y en verano entre 17º a 20º. Así es que si no se quiere pasar frío lo lógico es ir en verano, pero en este caso nosotros viajamos en pleno invierno y sí, pasamos frío pero era soportable.

Leer más...

En busca de los Músicos de Bremen

Día 2: EN BUSCA DE LOS MÚSICOS DE BREMEN.

Nos despertamos muy pronto dado que ayer nos acostamos temprano. Un buen desayuno y en marcha al centro histórico. Nuestro destino es Markplazt

Al poner el pié en la calle la temperatura nos deja acojonaos. El aire corta la cara, eso sí, esperábamos que hiciera mucho más frío, así es que no nos vamos a quejar. Desde el apartamento al centro histórico es simplemente seguir una calle y girar a la izquierda. Pasados unos 15 minutos nos encontramos en el inicio de una calle que parece peatonal y por la que parece sólo transitan tranvías. Está llena de los  típicos comercios, Zara, Woman Secret, etc.. y vacía de gente, ¡aquí no hay ni dios!. No sabemos qué pasa pero no vemos a nadie, y el caso es que estamos buscando donde tomarnos un café pero todo lo que vemos está cerrado. Seguimos caminando y ante nuestros ojos y al final de la calle nos encontramos con las 2 torres de la catedral. ¡Qué maravilla!
Leer más...

Descubriendo la 2ª ciudad más grande de Alemania. Hamburgo

Hoy nuestro destino es Hamburgo, vamos a visitar la segunda ciudad más grande de Alemania. Después de un buen desayuno nos ponemos rumbo a la estación central de Bremen. Sabemos que hay un tren que sale a las 9:33 de la mañana y vamos a intentar cogerlo, dado que son las 9:10 y no sabemos si nos dará tiempo. Según llegamos a la estación vamos directos a la maquina a sacar nuestro ticket, tenemos claro que tenemos que sacar el  Niedersachsen Ticket que son los más baratos. La maquina está en 4 idiomas, alemán, inglés, francés y español así es que todo un lujo. El nombre del ticket Niedersachsen sale por pantalla y lo seleccionamos, y luego el destino, pero el precio que nos sale es de treinta y pico euros y en la oficina de turismo nos habían dicho mucho menos, así es que volvemos a empezar. La segunda vez atinamos con el precio, 27€ los 2 i/v y el billete nos vale también para el transporte en Hamburgo. Son las 9:30 y en 3 minutos sale el tren, miramos los paneles y vemos que sale en la vía 9, así que nos ponemos a correr como locos y conseguimos llegar.
Leer más...

Nuestro último día en Bremen

ÚLTIMO VISTAZO A UN PEDAZO DE HISTORIA VIVIENTE-BREMEN

Viajar para nosotros es como tomar un soplo de aire fresco en nuestras cotidianas vidas. Y aunque esto suene un poco cursi, lo cierto es que es así. Por eso siempre que llega el último días de un viaje aunque sean tres días, uno se siente un poco triste. Pero bueno, en esta última etapa todavía nos queda más de media jornada así que no vamos a quedarnos contemplando la habitación.

Despertamos, desayunamos, recogimos y nos marchamos....qué otra cosa podíamos hacer ¿verdad? . Muy cerca del apartamento dejamos las maletas en la peluquería que regentaba la hermana de nuestro casero. Tan amable por  cierto como él.

Leer más...

LO MEJOR DE PARÍS

POR QUÉ PARÍS? 

París es una ciudad que siempre llevamos en nuestro corazón. Por eso de cuando en cuando no podemos evitar regresar  y actualizar datos.  Pues más allá de los tópicos de la ciudad del amor etc. Lo cierto es que aquí uno puede venir a  enamorarse, o puede venir solo, o puede venir a quien sabe conocer a alguien. Es sin duda la ciudad con el casco  histórico más impresionante y grande de toda Europa. Su interés es tal que uno puede dedicarle perfectamente una  semana y aún así faltarle días. A continuación revisamos aquellos datos prácticos que pueden seros de mucha utilidad  y daremos también un repaso por aquellos lugares que más nos han marcado de esta maravillosa ciudad.

Leer más...

Descubriendo Teruel


Quien no ha escuchado en España la famosa frase "Teruel existe". Pues sí, fue a partir de estas reivindicaciones que surgieron por parte de los Turolenses lo que propició que nos subiéramos en nuestro coche y tomáramos rumbo a estas tierras. 
¿Donde está y cómo se llega? Pues la mejor forma es llegar en coche Desde Madrid apenas si son 3 horas (300 km). El  trayecto se hace muy agradable por lo atractivo del paisaje. Nosotros paramos incluso en un tramo de carretera secundaria porque vimos un Ciervo de gran envergadura. Por supuesto el vehículo no es el único modo de llegar a esta capital de Provincia. También tenéis la opción del tren que en España no siempre son baratos pero cuya calidad de infraestructura y trenes son  excepcionales. Por último la opción más económica es el Autobús. Son muchas las compañías que parten desde las principales ciudades al centro de la ciudad.

Leer más...

Recordando Amsterdam

Hace ya como 9 años que pisábamos Amsterdam por primera vez, hoy queremos recordar esa maravillosa ciudad llena de canales, puentes, embarcaciones y como no, bicis.


Leer más...

Centro de Portugal, Las Beiras



¿CUÁNDO IR?
Cualquier fecha es buena para visitar la zona de las Beiras, eso sí, si lo que buscáis es poder disfrutar de las playas mejor ir en verano. En esta ocasión nosotros elegimos ir a mediados de Septiembre, y lo que tenía que haber sido un clima calido resulto pasado por agua porque había un temporal, pero esto normalmente no sucede.

ALOJAMIENTO:
Decidimos alojarnos en una casa rural ubicada a 1 km de  Loure,  y a tan sólo 14km de Aveiro, el lugar un auténtico acierto porque es ideal para descansar, totalmente apartado de todo, pero con todo lo necesario a tiro de piedra, eso sí, para llegar hasta aquí hay que venir con coche, no creemos que llegue ningún tipo de transporte hasta aquí, y desde Loure es 1km por un camino de arena, que si se tiene que hacer con maletas puede ser muy tedioso y nada recomendable.
Os dejamos la web del alojamiento y si podéis no dudéis en ir, es ideal para ir con amigos, en pareja, con niños, etc.        

Leer más...

Aveiro, la Venecía portuguesa, Lusso y el Monte de Buçaco

Día 2
Hoy hemos amanecido con un espléndido sol aunque en las noticias anunciaban lluvia, así es que nos preparamos  un buen desayuno el cual, cómo no tomamos en el porche y nos preparamos para ponernos en marcha. Hoy iremos en dirección a Aveiro, la famosa “Venecia Portuguesa”.

Leer más...

Coímbra ciudad universitaria por excelencia y Ruinas Romanas de Conímbriga

Día 3
Hoy tenemos planeado la visita a Coímbra, amanecemos con el cielo abierto por lo que nuestras expectativas son buenas. Un buen desayuno en nuestro maravilloso porche y rumbo a Coimbra. Por el camino el cielo se empieza a cargar de nubes pero no llueve. Hemos leído que si se va en coche lo mejor es dejarlo al otro lado del río, de hecho hay una zona con una gran explanada donde se puede dejar, así es que vamos directos allí y aparcamos. 

Coímbra, ciudad universitaria por excelencia por tener una de las universidades más antiguas del mundo y la más antigua de Portugal, dividida por el río Mondego las vistas de la Coímbra alta desde el otro lado del río son geniales, qué decir que se merece una cuantas fotos. Recorremos el margen del río en dirección al centro con la panorámica de la ciudad frente a nuestros ojos. 

Leer más...

Visita al Castillo de Montemor-o-Velho y Figuera da Foz



Día 4

Hoy el día amanece más cargado aún que los días anteriores, y es una rabia, porque este tiempo nos está limitando mucho las visitas que queríamos hacer, pero bueno, también hay que pensar que esto son nuestras vacaciones, así que intentamos tomárnoslo con calma. Después de desayunar y ver que el tiempo no amaina decidimos ponernos en marcha en dirección a Montemor-oVelho para visitar su famoso castillo.
Leer más...

Playas de Aveiro


Día 5


Amanecemos con un día estupendo, pero realmente no nos fiamos mucho, así es que hoy la visita la realizaremos a sitios cercanos por si acaso, y dado que en nuestra primera visita a Aveiro no la recorrimos bien debido a la lluvia hoy vamos a rematar toda la zona.

Nuestro primer destino serán las playas de Aveiro denominado Costa Nova, esta zona se caracteriza en especial por las fachadas de sus edificios, muchas de las cuales están pintadas a rayas y con colores muy vivos, particularidad que hace sin duda que el lugar tenga un encanto especial.

Leer más...

Descubriendo nuevos rincones de Londres


Como ya sabéis los que nos seguís, Londres es una ciudad que nos encanta, y siempre que podemos hacer un viajecito a esta gran ciudad no lo dudamos ni lo más mínimo.

En esta ocasión subimos un fin de semana para darle una gran sorpresa a alguien que queremos mucho y a la cual hace mucho tiempo que no vemos, nuestra querida Nuria, además como tenemos la suerte de tener a nuestros amigos Adri y Lupe allí viviendo en esta ocasión el alojamiento será su casa. 

Leer más...

Navacerrada

Son varias las ocasiones en las que hemos hablado de nuestra querida ciudad Madrid . Como hemos comentado en diferentes ocasiones esta ciudad tiene mil caras y mil opciones. También os hemos hablado de todas las opciones y visitas en los alrededores que existen como una visita al insigne pueblo de Chichón, o recorrer el tren de la fresa que termina en Aranjuez o visita obligada el Palacio del Escorial en el norte de la ciudad. Y es precisamente de la zona norte de lo que hoy hemos decidio comentaros. Y es que Madrid es mucho más que una ciudad cosmopolita. Madrid tiene una zona de montaña espectacular, totalmente adaptada para el turismo, repleto de ofertas de ocio, hoteles, estaciones de Esquí y a tan solo 40 minutos del centro. Efectivamente hablamos de la Sierra Norte de Madrid, concretamente de Navacerrada.

Leer más...

Ávila, Ciudad de Murallas.


Como viajeros inquietos que somos, no sólo nos gusta visitar a otros países, también nos gusta disfrutar de lo que tenemos en nuestra casa, en nuestro país, un gran país con grandes ciudades como Ávila. Situada a tan solo 111 Km de Madrid por la carretera A6 en menos de 2 horas . Tenemos costumbre de escaparnos de vez en cuando, dado que es una ciudad con un encanto especial debido a su gran nivel de conservación y por lo que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985. Y no es de extrañar porque ya en la lejanía uno puede observar la gran magnitud de su muralla medieval que a día de hoy se conserva intacta. 

Si vais a visitar esta maravillosa ciudad y os desplazáis en coche os aconsejamos aparcar a las afueras de la muralla, con alejaros un poco encontraréis aparcamiento fácilmente y así también podréis disfrutar de los parques colindantes a la muralla que son una delicia.


Ávila es una ciudad pequeña con apenas 60.000 habitantes, por lo que no necesita mucho tiempo para ser visitada, con un sólo día puedes disfrutar de esta maravilla de la historia si no tienes más tiempo disponible. Claro está lo ideal es pasar al menos un fin de semana, buscar un hotel en Ávila, hay muchos, son buenos y baratos en relación con otras ciudades europeas. Así podréis disfrutar mejor de sus gentes, cultura, monumentos y sus rincones escondidos. Pero sino, ya sabéis, no hay excusa para no dedicarle al menos 1 día a Ávila y seguro que querréis volver. Desde luego si se dispone de más tiempo os advertimos que toda la región esta llena de pueblos con encanto y lugares emblemáticos como la Sierra de Gredos.

Una vez que atraveséis cualquiera de las puertas de la muralla os vendrá un olor a historia similar a tantas ciudades medievales de toda Europa,   a cultura, a la importancia de la figura de Santa Teresa en la ciudad, aparte de la cantidad de iglesias, conventos, ermitas que encontraréis y casi siempre en ellas algún signo o alusión a la  Santa,  y como no, la Catedral del Salvador de Ávila. 

El casco antiguo tiene grandes reflejos de las ciudades romanas, y lo veréis claramente en las puertas de San Vicente y Gonzalo Dávila. No os perdáis el convento y museo de Santa Teresa, dicha construcción se realizó sobre la casa natal de la Santa. Dentro aparte de una pequeña exposición con reliquias de la misma y uno de sus dedos, podréis ver la habitación donde nación Santa Teresa de Jesús, la cual está situada en uno de los laterales del propio convento. A colación de esto, la última vez que hemos visitado esta ciudad nos encontramos a la puerta del convento a un chaval que narraba las historias acontecidas por la santa y que parecía que hacía de guía, así que suponemos que o bien este servicio está disponible en la oficina de turismo o bien, se ofrecen por allí. Es una curiosidad a tener en cuenta por si os pudiera interesar.

Otra de las construcciones que no os podéis perder es la Catedral del Salvador de Ávila, la entrada son 5€, a nuestro modo de ver es un precio elevado, pero si es la primera vez que visitáis la ciudad tenéis que verla. A parte de esto como ya hemos dicho anteriormente, simplemente recorriendo sus calles os encontraréis con muchos conventos, iglesias, palacios y demás, muchos de ellos son de acceso gratuitos, así que, no desaprovechéis la oportunidad.

Aparte de toda la historia que tiene la ciudad de Ávila, y que tampoco vamos a relatar aquí porque está escrita en mil sitios..una de las cosas que hay que disfrutar de esta ciudad y de esta región de España es  de su gastronomía, digna de degustar. No os podéis perder unas judías del Barco, unas patatas revolconas, las famosas yemas de Santa Teresa y entre otras muchas cosas como no, el chuletón de Ávila que es un pecado auténtico no probar. Debido a su interés turístico podréis encontrar una gran oferta a nivel de menús, desde el más básico por 10€ y al lado de la catedral, a precios muchísimo más elevados. Pero podréis encontrar menús degustación por unos 25€ con primeros típicos de la zona, como patatas revolconas, migas y judiones de la granja, y de segundo el famoso chuletón de Ávila, más el postre. Así es que, si el bolsillo os lo permite no dudéis en degustar un menú de estas características, eso sí, preparar un almax para después.


A nosotros siempre nos gusta compartir sitios con buenas vistas así que una última cosa que no os tenéis que quedar sin ver es esta maravillosa ciudad desde la distancia, y contemplar así su grandísima belleza. Para esto id al mirador de los cuatro postes, se encuentra en el margen izquierdo del río Adaja, desde allí hay una magnificas vistas de la ciudad y si la podéis contemplar al atardecer mejor que mejor.


Por todo esto, y por todo lo que vosotros mismos descubriréis visitando esta pequeña gran ciudad, no os podéis perder Ávila


Leer más...

Cracovia


DATOS PRÁCTICOS:
¿POR QUÉ ESTOS DESTINOS?
Largo tiempo queriendo conocer este destino, únicamente necesitábamos encontrar una oferta (que no abundan), al fin y al cabo no deja de ser un vuelo de 4 horas.

CUÁNDO IR:
Hombre, nosotros fuimos en marzo, no es el mejor mes. Nos llovió bastante, pero no hizo el frío que uno pudiera imaginar, fue bastante llevadero y nos comentaron que llevaban 2 semanas con unos 17 grados. Lógicamente, la mejor estación es primavera y verano.

Leer más...

LA GASCUÑA FRANCESA



DATOS PRÁCTICOS
¿POR QUÉ ESTOS DESTINOS?
Francamente, no conocíamos prácticamente nada de esta zona, únicamente que era la zona del foie gras, el viaje surge a partir de leer un post de el rincón de sele, que en varias ocasiones hemos tenido como referente, para eso sirve formar parte de comunidades viajeras, te nutres de las experiencias de otros y las haces tuyas, así que el viaje surgió de un modo muy improvisado, la cercanía, falta de presupuesto, zona no especialmente cara y el atractivo de los paisajes junto con la historia de los pueblos supusieron un aliciente suficiente para emprender una nueva aventura por tierras francesas.

Leer más...