CONTADOR DE VISITAS

Italia: Verona, Venecia, Bolognia

Imprimir artículo


DATOS PRÁCTICOS:
¿POR QUÉ ESTOS DESTINOS?
Pues esta es la quinta vez que visitamos este país, así que sobran los motivos, esta claro que nos encanta, Italia está aquí al lado, no resulta del todo caro, su comida es maravillosa y su gente también, por supuesto su patrimonio cultural justifican de sobra cualquier visita. Todo el mundo debería visitar alguna vez este país


LAS CIUDADES: 
Verona: quizás el gran descubrimiento, esta pequeña ciudad es todo una joyita, se puede visitar en un fin de semana, tiene un patrimonio muy interesante, de ambiente burgués, gentes muy cálidas y muy educadas, es una ciudad muy abarcable, de las que se visitan andando, en resumen es un lugar único e imprescindible.
Venecia: el día que en g.viajarmundi no seamos sinceros cerraremos el chiringuito, ¿Venecia? pues si es maravillosa, impresionante, interesante, pero lamentablemente creemos que es un lugar que ha muerto de existo, sí si, y es que está tan masificado el turismo que apenas si es posible ver un solo veneciano, los focos de las tiendas de suvenires no permiten disfrutar con claridad de la riqueza arquitectónica. De todos modos siempre hay algún rincón donde poder evadirse de todas estas circunstancias y disfrutar un poco de este lugar.
Bolonia: Segunda visita a la ciudad más pobre de las tres, y es que Bolonia no tendrá el encanto de las otras dos, sin embargo es infinitamente más barata y se come de maravilla, es buen lugar para pasar un día o dos, simplemente comiendo, bebiendo y paseando. El ambiente en el barrio universitario es envidiable.

CUÁNDO IR:
Clima parecido a España así que prácticamente cualquier época del año, eso sí no queremos saber cómo debe estar Venecia en pleno Julio y Agosto, ni invitados vamos después de lo que hemos visto.
ÁLBUM FOTOGRÁFICO:


WEBS Y BLOGS ÚTILES:
Una vez más volamos con Ryanair hasta Verona cuyo aeropuerto está solo a 17km de la ciudad, un autobús por 6€ te deja en la estación de trenes donde puedes coger el autobús urbano nº11 por 1.50€ que te deja justo en el centro de la ciudad en solo 10 minutillos. En Verona en los buses urbanos puedes pagar directamente en el bus aunque también hay tarjetas recargables.
Regresamos por el aeropuerto de Bolonia, también súper cercano de la ciudad, en la estación central (hasta la que se puede ir andando) allí un bus urbano por menos de 5€ te deja el pequeño aeropuerto.
Entre el vuelo de ida/vuelta no superó los 50€ por persona.
ALOJAMIENTO:
en Verona nos alojamos en un Bed and Brekfast Fiore di roby www.fiorediroby.it la mujer que lo regenta solo habla italiano pero te entiendes perfectamente, este lugar es muy pero que muy recomendable, habitaciones muy confortables y bonitas, lugar céntrico y un desayuno magnífico, todo por 70€ la doble con baño incluido (hay habitaciones con baño compartido).

En Venecia nos alojamos en un pueblo cercano en MALCONTENTA alli el Byron Laguna inn es un lugar con pros y contras, los pros básicamente el precio, muy asequible, no llega a 40€ la doble por noche y con desayuno, los contras, pues casi todo lo demás, el hotel está un poco en medio de la nada, las habitaciones un pelín sucias (aunque bien equipadas) pero eso no es lo que nos importó, el problema es que esta en un pueblo  minúsculo donde solo hay un bar y un restaurante y cuya conexión es un solo bus que sale cada hora, el problema es que vives muy pendiente de este autobús y al atardecer te corta un poco el rollo. Este hotel no lo recomendamos, si buscáis algo económico alojaos por la zona de mestre que será un pelín más cara pero tiene muchas más conexiones.

En Bolonia regresamos al hotel hotelazzi en el que ya habíamos estado, (ver blog de Bolonia) lo recomendamos de todas todas.
TRANSPORTE:
Bueno pues utilizamos autobuses urbanos con la única peculiaridad de que en Venecia tenéis que sacaros una tarjeta (que es recargable) que se compra en kioscos y tabaquerías, importante, no se puede pagar al conductor, con dicha tarjeta subís al bus y la pasáis por una maquinita, pero os contaremos un secreto, la mitad de las veces podéis subir y colaros, allí lo hace casi todo el mundo.
Por lo demás nos movimos entre ciudades con la red de trenes de Italia (ver web en enlaces recomendados) tomando los regionales, nos costó Verona-Venecia menos de 8€ y tarda 1:20m y Venecia-Bolonia menos de 10€ con un tiempo similar. Podéis comprarlos minutos antes de salir en las máquinas que hay en las estaciones, además tiene idioma español, eso si antes de subir al tren tenéis que validarlos en unas maquinitas amarillas, solo pasar el billete hasta que oigáis un clic.
COMIDA Y PRECIOS:
Algunos precios orientativos (octubre 2011):
Respecto a este tema, lo cierto es que los precios varían mucho de una ciudad a otra:
* Verona; bus urbano 1,50€. Botella de vino 15€, lasaña 7€, hotel 3 estrellas unos 90€.
* Venecia: bus urbano 2.00€. Una triste cena de una pizza y una botella de vino 25€ por persona, noche hotel 3 estrellas 150€.
* Bolognia; menú del día 10€ (con vino incluido) hotel 3 estrellas en pleno centro 70€, una copa de vino con derecho a buffet 6€.
SANIDAD Y SEGURIDAD:
bueno respecto a la sanidad como tantas otras veces hemos comentado, con la tarjeta sanitaria europea estáis todos cubiertos. Respecto a la seguridad, Verona y Venecia son extremadamente seguras, en Bolonia tener un poco más de cuidado cerca de la estación y en la vía zamboni pero vamos totalmente segura en general.
SOCIEDAD Y GENTE:
Pues la verdad, toda la gente del norte de Italia nos ha parecido muy acogedora, simpática y educada. Para más información ver cualquiera de nuestros blog sobre Italia.

Día 7 de octubre de 2011.
Es viernes y comienza otro viaje, nuestro vuelo sale a las 16:30 desde Madrid, hoy trabajamos así que desde el trabajo vamos directos al aeropuerto, antes de subir al avión comemos un bocadillo preparado por nosotros mismos, siempre hay que tratar de recortar gastos. Tras un vuelo sin retrasos y sin problemas aterrizamos bien entrada la tarde en el aeropuerto de Verona Villafranca (ver en datos prácticos como llegar a la ciudad), en apenas un hora encontramos nuestro alojamiento que está muy bien situado, allí nos recibe una encantadora mujer que solo habla italiano pero que pone mucho empeño en hacerse entender,un rato después de que nos explicará como funcionaba todo (ya que ella no se queda por la noche) y de que nos recomendara un par de restaurantes salimos a la calle para comenzar una visita por este lugar, también para cenar que el hambre aprieta. Verona es sin duda una de las más bellas ciudades de Italia, estamos alojados justo al lado de la Piazza Abra que es uno de los epicentros, allí podéis admirar un Anfiteatro de Arena que no tiene desperdicio, además de numerosos restaurantes y locales.




Recorrimos la zona en busca de algún lugar donde cenar, la cosa no pinta muy bien, los precios son algo elevados, pero encima hace fresco y apenas si encontramos sitio dentro de los locales, sitio hay pero en las terrazas de fuera. Finalmente encontramos un restaurante de ambiente agradable donde cenamos un plato de lasaña y un vino por un precio razonable.

Tras la cena dimos un largo paseo por la ciudad, a cada paso encontrábamos mejor ambiente, el autentico epicentro de la city es la Piazza Erbe y la Piazza del Signori,  un ambiente como decimos fenomenal, paseamos un buen rato, no hace falta ser un genio para darse cuenta de que estamos en una ciudad de clase media alta, tiendas de D&G se mezclan entre turistas y lugareños, ropa de marca, arquitectura, comida etc, etc. son algunos de los alicientes. En fin, la verdad es que casi sin darnos cuenta recorrimos prácticamente la parte más turística de la ciudad, lo cierto es que es bastante pequeña, pasamos por la famosa casa de Giulietta, está cerrada, se trata de una casa a la que se accede por un patio interior, hay que recorrer un pasadizo de apenas 25 metros que conecta con la vía pública y que por la noche cierran con una verja, lo más llamativo es que todo el pasillo está impregnado por chicles, es un poco lamentable la verdad. Mañana  regresaremos y trataremos de verlo con más detalle.

Hace fresco y apenas si tenemos ropa de abrigo (ha sido un fallo) estamos cansados y un poco helados así que regresamos tranquilamente a nuestro alojamiento donde entramos en calor y descansamos profundamente.

Día 8 de octubre de 2011.

Sábado, despertamos pronto (como en cualquier viaje) disfrutamos de un desayuno más que aceptable mientras la simpática mujer italiana deambulaba de un lado a otro poniendo y quitando coladas y farfullando cosas en italiano (como no podía ser de otra forma). Regresamos a la crónica, pues hoy el día se divide en dos partes, la mañana terminaremos de ver Verona, y después partiremos para Venecia.


Como ya hemos comentado, Verona es muy bella y muy pequeña, se recorre a pie sin problema, de nuevo tomamos la Piazza Abra, subimos por Vía Mazzini (donde tuvimos que comprarnos algo de ropa de abrigo) pasamos por las principales plazas como la de Ebre y la de Signori que resulta era un antiguo foro romano, hoy en día es el corazón de la ciudad.

Pasamos de nuevo por la casa di Giulietta, je je ahora estaba abierta y también terriblemente abarrotada de gente, allí se encuentra un balcón de cuento, donde la gente paga por subir y fotografiarse, abajo hay una estatua de Giulietta y que según la tradición si le tocas la tetilla derecho te puedes volver a enamorar, el caso es que hay leches por tocarle la teta a la estatua je je je, hablando más en serio, la verdad es que Sheaskpear hizo bien en inspirarse en un lugar como este, toda la ciudad parece un decorado realizado a posta como telón de la obra más famosa del mundo, lo curioso es que él nunca estuvo en Italia. 

Otros lugares interesantes de la ciudad son Castelvecchio, la Basilica di San Zeno Maggiore la Chiesa di Sant´Anastasia y la Catedral en la Piazza del Duomo, también podéis encontrar la Casa Di Romeo e incluso la tumba de Giulietta, como veis Verona es un lugar que evoca a historia de amor (pero que cursi ha quedado esta última parte joe). En serio, es un lugar ideal para pasar un finde romántico en pareja o porque no,  para visitar la ciudad solteros y quién sabe si encontrar el amor allí.




Romanticismos a parte, en la Piazza Erbe encontramos un mercadillo donde compramos unos bocadillos con muy buena pinta por poco dinero, después pasamos por el Bed and Breakfeast recogimos la maletilla y directos a la estación de trenes, procurad visitar los horarios en la web de trenitalia si no queréis esperar a lo tonto, una vez en el tren, el trayecto se paso volando, allí mismo comimos los bocadillos, por cierto en frente teníamos una pija que debió molestarle porque preguntó al revisor que dónde estaba la primera clase y se piro pá ya, en fin que la den por donde sea si la molestamos por comernos un emparedado pero alguien debía haberle advertido que estábamos en un tren regional, el euroestar cuesta un poquito más  (el doble o triple).

En poco más de 1:20 minutos llegamos a la estación de Mestre, comentar que Venecia tienes dos estaciones, La de Santa Lucia que está en plena isla y la de Mestre que es más grande y está en la zona de la península donde casi todos los trenes llegan. Una vez en mestre y tras tener que preguntar un par de veces (se ve que habían cambiado el itinerario de los buses) tomamos el autobús nº 10 que pasa por MALCONTENTA lugar de nuestro alojamiento (ver apartado de alojamiento), por cierto tras casi esperar una hora y al entrar en el bus nos dimos cuenta que no había forma de pagar en metálico así que nos hicimos los locos (factor que fue una constante en el viaje). Tras un rato encontramos nuestro hotel, dejamos las maletas y de nuevo a Venecia, hay ganas de conocer esta ciudad, han sido mucho y muchos años pendientes de encontrar una oferta para poder venir a este lugar tan, tan caro, de hecho gracias a que Ryanair vuela ahora a Verona que está muy cerca que sino nada de nada, y es que con diferencia Venecia es el lugar más caro de toda Italia, tanto el vuelo como alojarte en la propia zona de islas.

La estación de autobuses está junto a la de trenes de santa Lucia, desde ahí el resto de Venecia se visita andando y quizás tomando algún vaporetto, llegamos a Venecia prácticamente cuando solo quedaba una hora de luz, como no teníamos un punto fijo por donde comenzar tomamos dirección a la Piazza de San Marcos, está indicado por todos los sitios así que nos pareció un buen lugar al que dirigirnos. Realmente Venecia es un sitio peculiar, es decir todos nos imaginamos un sin fin de canales limitados por edificios históricos y enlazados por puentes, pero lo cierto es que nosotros pensamos que realmente habría unas cuantas calles rodeadas por agua pero que el resto no lo sería, pues no, la verdad es que literalmente es una ciudad entre canales, cada calle a la que llegas es más interesante que la otra, la arquitectura de las casas  e iglesias no dejan a nadie indiferente, realmente uno es capaz de proyector cualquier historia o novela veneciana, nosotros no podíamos evitar recordar "el mercader de Venecia" este está siendo el viaje más sheaskpiriano que jamás hallamos realizado. Por lo demás fuimos atravesando desde la Estación Santa Lucia hasta la Piazza de San Marcos toda la ciudad, pasamos incluso por el Gran Canal y por el famoso puente de Rialto.


¡Madre mía! no imaginábamos la cantidad de turismo que íbamos a encontrar, pero si esto es un puto parque temático, tuvimos que meter los codos para hacer más de una foto desde el citado puente, los únicos venecianos que vemos son los que regentan las tiendas de mascaras, por cierto tienen tanto luminosidad en los escaparates que te ciegan y no permiten ver bien la arquitectura de las calles, en cada calle pueden encontrar varias de estas tiendas que venden las famosas mascaras de carnaval. No somos capaces de imaginar cómo estará esto en pleno carnaval o en verano....si estamos en octubre y no hay quien respire.

Bueno a pesar de estas palabras, Venecia nos gusta bastante, es más pensamos que ha muerto de éxito, es tal la belleza y cosas interesantes que aglutina que todo turista que se precie no se lo pierde. Tras un par de horas llegamos por fin a la Piazza de San Marcos, llegamos de noche así que nos permite ver un ambiente diferente al que veríamos al día siguiente, la verdad es que es bastante impresionante, ya sabéis que allí está la Basílica de San Marco, la Biblioteca Nacional, el Palazzio Ducale etc etc, 



Permanecimos allí un rato viendo el impresionante Canal de San Marcos, la noche se nos echo encima y los buses para regresar nos limitan bastante así que tomamos la decisión de cenar algo, nos perdimos aposta por las calles sin un rumbo fijo (esto desde luego es la mejor forma de ver Venecia, pasar de planos y andar que cada rincón os sorprenderá) alejándonos un poco de San Marcos donde sin duda sería todo muchísimo más caro, finalmente y tras comparar varios precios nos metimos en un restaurante típico italiano donde van más turistas que otra cosa, tomamos una ensalada, una pizza y una botella de quianti (vino normalito de la Toscana) y nos salió por casi 40€, así que ya sabéis si estáis pillados de pasta, recurrir a los típicos sitios italianos de comida rápida, trozos de pizza etc... en fin, tras la cena que se nos atragantó un pelín al final fuimos a la estación de buses, al llegar a la parada había un poco de confusión, un señor italiano nos comentó que ya no había más autobuses pero en la parada ponía que sí, finalmente junto con unos chavales que había allí llegamos a la conclusión de que todavía faltaba por pasar uno, y así fue, tomamos el bus y en unos 15 minutos llegamos a MALCONTENTA, vimos el único bar del pueblo que hay abierto y tomamos una cerveza, naturalmente allí estaba toda persona joven o vieja del pueblo con ganas de beber je je, después directos a la cama que por hoy es bastante, son las 12 de la noche.


Día 9 de octubre de 2011.

Domingo, despertamos y bajamos a desayunar, sin miedo a equivocarnos podemos decir que este desayuno es de los cinco peores que hemos tomado en toda nuestra historia como viajeros, así que no diremos nada más al respecto. Tras desayunar tomamos de nuevo el bus y rumbo a Venecia, tenemos todo el día para disfrutar de esta ciudad, la verdad es que se  puede ver en un par de días o en cinco, depende de lo que quieras ver, es decir lo principal el núcleo se ve en un par de días (también depende si visitáis muchos museos) pero luego tienes muchas opciones de ampliar tu estancia, por ejemplo visitando el resto de islas como el lido, Murano o Burano, nosotros lamentablemente nos ceñiremos al núcleo, quien sabe si podremos regresar.

De nuevo regresamos a la Piazza de San Marcos, queremos ver la Basílica y la plaza de día, debemos deciros que si el día anterior por la tarde había gente, no os podéis imaginar lo que era esto, !por dios! pero si la plaza de San Marcos es el rastro de Madrid, es horrible, no se puede ni caminar, no se puede ni respirar, han debido desembarcar la mitad de los cruceros estos del mediterráneo que les sueltan un par de horas para que se aireen.

Lo dicho, no pudimos ni visitar la basílica por dentro, la cola era tremendamente desproporcionada, de todos modos no es el objetivo principal ¿cuál es entonces? pues muy sencillo, simplemente pasear, descubrir la ciudad y si es posible disfrutar de un buen plato de pasta. No vamos a decir con detalle lo que no hay que perderse de este lugar (para eso ya están las guías) pero vamos sitios imprescindibles pues además de los ya citados, podéis daros un paseo en barco por el gran Canal cuyo tráfico marítimo no tienen nada que envidiar a la de la M-30, el Ponte di Calatrava no está mal, el Ponte dei Scalzi, el Ponte di Rialto, Palazzo Vendramin-Calergi etc etc.



Nosotros tras San Marcos dimos un largo paseo por el canal del mismo nombre, el sol brilla y la temperatura es la idónea para andar junto al mar, además resulta muy interesante observar todas las embarcaciones que por allí merodean, por lo demás pues eso hordas de turistas por todos los sitios. Menos mal que Venecia está llena de rincones escondidos, porque por allí mismo encontramos un restaurante con un menú del día bastante aceptable 14€ con un primero, segundo postre y hasta vino, no está mal para este lugar.


Con el estomago lleno seguimos caminando, nos alejamos del centro y buscamos toda la zona más exterior, podéis situaros desde Campo ss. Apostoli y su iglesia hacia el norte, en busca del Ghetto que es un barrio mayormente judío, pero lo mejor es que esta parte es mucho menos turística y podéis encontrar mejores precios, ausencia de recuerdos típicos y de vez en cuando ver algún veneciano, lo decimos así porque joe da igual lo que te alejes, de vez en cuando aparece algún turista con "ese peazo objetivo" je je, por cierto siempre hablamos con mucho respeto ya que en el fondo pensamos que todos somos turistas pero es cierto que el cuerpo nos pedía salir de aquella jauría. Volviendo al relato os diremos que esta zona de la ciudad es más pobre (en todos los sentidos) pero también muy interesante, puede ser un buen sitio para detenerse a comer, allí además podéis ver el barrio judío con sus tiendas de artesanos y plazas con niños jugando a la pelota (algo raro en este sitio).



El resto de la tarde seguimos andando y andando y disfrutando la ciudad, sin un itinerario fijo pero de vez en cuando mirando el mapa para no pasar por el mismo sitio, con la noche encima fuimos a la estación de autobuses, tuvimos nuevamente que esperar así que para pasar el tiempo hicimos prácticas fotográficas. De regreso a Malcontenta cenamos en el único restaurante que hay en el pueblo y que curiosamente estaba abierto (el bar hoy está cerrado je je), cenamos aceptablemente por un precio aceptable tirando a alto, después directos al hotel, mañana espera Bolognia, nos da pena marcharnos, Venecia nos ha gustado mucho a pesar del punto crítico que hemos expuesto anteriormente, pero no lo achacamos a nada, es una consecuencia natural, todo el mundo quiere venir aquí, es normal.



Día 10 de octubre de 2011
Lunes, llegó el momento de despedirnos de Venecia, nos levantamos pronto para tomar este magnífico desayuno que nos ofrece el hotel, jajajaja, y recogemos nuestra cosas para tomar rumbo a Bolognia. Salimos de hotel alrededor de las 10:00 de la mañana para coger el autobús que nos llevará a la estación de trenes de Mestre y desde allí a Bolognia, no tardamos mucho en coger el autobús, hemos tenido suerte, y el trayecto hasta la estación se hace breve. Una vez allí sacamos nuestro billete (el barato por supuesto!!) dirección a nuestro último destino, el tren sale a las 11:40 y el precio alrededor de 10€, como nos queda todavía tiempo hasta que salga el tren decidimos tomarnos un café en un bar de enfrente mientras hacemos tiempo para partir.


Después de una hora o un poco más llegamos a la estación de trenes de Bolognia, ciudad a la que en este post no vamos a dedicar tiempo en datos prácticos y demás porque ya están explicados en nuestro anterior post de bolognia http://viajaramundi.blogspot.com/search/label/Florencia%20y%20Bolonia%202009.

Hemos reservado el mismo hotel que la vez anterior, el cual por su localización dista a penas 10 min andando desde la estación, así que nos vamos para allá a dejar nuestras maletas. Después de una atención magnifica y soltar nuestros macutos decidimos que nos vamos a ir a comer, son las 1 y pico ya y estamos en Italia, así que en una calle perpendicular a la del hotel encontramos un pequeño restaurante donde comemos gratamente, por un importe de poco más de 10€ por persona. Comemos sin prisa, dado que Bolognia es una ciudad que ya conocemos y que tampoco tiene mucho que ver. Salimos del restaurante y dirigimos nuestros pasos hacía la Piazza Maggiore, lo más importante para ver en esta ciudad prácticamente gira en torno a esta plaza, pretendemos entrar en la Basílica San Petrono pero está cerrada, así que paseamos por allí disfrutanto un poco del ambiente y mezclándonos con su gente. A pocos pasos de la Plaza Maggiore se encuentra el Palacio Arquigimnasio para volver a ver el Teatro Anatómico que la otra vez fue de las cosas que más nos llamó la atención.


Después de contemplar en sí todo el edificio, el cual es una auténtica maravilla por dentro no fuimos a dar un paseo por las calles colindantes, dejarnos perder un poco por la ciudad haber si descubríamos algo nuevo, aunque no hay mucha sustancia y en 3 vuelvas vuelves al centro. Sin querer no encontramos en un par de calles llenas de tiendas de todo tipos de alimentos, quesos, verduras, panes, flores, estás 2 calles están al lado del la Piazza Maggiore, así que no serán difíciles de encontrar...















A lo tonto a lo tanto está cayendo la noche, aprovechamos para sacar unas fotos de la Piazza  porque la caída de la tarde está haciendo que la plaza tome un color especial, de ahí nos vamos hacia las famosas 2 torres de Bolognia, y decidimos que nos vamos a tomar unas cervezas dado que no nos queda nada más por descubrir, y nada mejor para ello que aprovechar lo que en otras regiones de Italia como en Milán llaman "happy hour" y aquí "buffet libre" pero el fin es el mismo, tú te pides tu bebida, la primera más cara, 6€ tanto vino, cerveza o refresco, a partir de la segunda el precio baja como 2€ y nada..a hincharte a comer por la patilla, y para poder realizar esta actividad tan cultural en Bolognia se debe de ir a Vía Zamboni y alrededores como ya comentamos en nuestro post anterior. Después de tomarnos 2 copitas de vino y llenar la panza de cosas ricas y en su mayoría nada "salubres" decidimos retornar hacia el hotel, mañana hay que madrugar para volver a casa.


Día 11 de octubre de 2011
Martes, nos levantamos temprano para disfrutar de un agradable desayuno (nada que ver con las delicatesen del hotel de Venecia) y recoger los bártulos para volver a casa. Llegamos a la estación de trenes y allí mismo sale un autobús que te lleva al aeropuerto por un importe de 5€ más o menos, se acaba nuestro periplo por tierras Italianas y en términos generales volvemos a casa encantados, hemos disfrutado mucho estos días y nos llevamos el nuevo recuerdo de ciudades como Verona y Venecia que no conocíamos y que nos han encantado y Bolognia que a pesar de tener poco para ver, es una ciudad donde alojarte, comer y disfrutar es bastante más barato que otras ciudades de Italia.
Quién sabe si volveremos a estas ciudades, quién sabe, quizás algún día....aunque todavía nos queda mucha Italia por descubrir.........no os quepa duda que regresaremos.....

Comparte esta entrada

votar

3 comentarios:

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

David del Bass, gracias por tomarte la molestia de poner un comentario, nos alegra que te guste nuestro trabajo, aquí estamos para lo que necesites....feliz año a ti también.

Raquel dijo...

Hola! soy nueva por este blog, pero os sigo desde ya! Veo muchos destinos preciosos, así que darme tiempo a explorarlo un poco y nos iremos viendo!

Un saludo desde Barcelona